ARGENTINA

Conocé a Natty Petrosino, la "Madre Teresa" argentina. Mirá las imágenes

La mujer es prácticamente desconocida en nuestro país pero ha sido premiada con el Jaime Brunet a la Promoción de los Derechos Humanos
Anterior Proximo
Conocé a Natty Petrosino, la "Madre Teresa" argentina. Mirá las imágenes
Natty Petrosino. Fuente: Infobae.
Conocé a Natty Petrosino, la "Madre Teresa" argentina. Mirá las imágenes
Natty Petrosino. Fuente: Infobae.
Conocé a Natty Petrosino, la "Madre Teresa" argentina. Mirá las imágenes
Natty Petrosino. Fuente: Infobae.
Conocé a Natty Petrosino, la "Madre Teresa" argentina. Mirá las imágenes
Natty Petrosino. Fuente: Infobae.
miércoles, 05 de junio de 2013 · 11:57:00 a.m.
ESPECIAL.- Natty Petrosino es una mujer de 75 años, casi desconocida en nuestro país. Sin embargo, nació en Bahía Blanca y es considerada la "Madre Teresa" argentina. Protagoniza una historia de fe realmente emotiva, por la cual ha recibido en los últimos días el premio Jaime Brunet a la Promoción de los Derechos Humanos, otorgado por la Universidad de Navarra. Infobae pudo entrevistarla y dar a conocer a esta mujer, considerada un ejemplo mundial.

Su relato comienza cuando tenía 27 años y tuvo que experimentar una situación límite: luego de serle diagnosticado un tumor en el oído medio y ser operada, padeció una muerte clínica. Desde allí, nada fue igual. Desde su vida como actriz y mujer de una familia de buen pasar económico, decidió despojarse de lo material y convivir con los más necesitados. “Cuando quedé clínicamente muerta, me di cuenta de que somos eternos, de que no morimos. Me hizo ver lo corto que es nuestro paso, pero de lo eternos que somos, porque cumplimos con una misión y partimos. Comprendí que tenía que desprenderme de las cosas para ayudar a los que más lo necesitan”, cuenta ella misma. 

Y así fue como en 1978 comenzó una red de ayuda para pobres, enfermos y discapacitados junto al Hogar Peregrino San Francisco de Asís al cual acudían personas sin hogar, donde realizaba “ollas populares” y ofrecía cobijo. A medida que la red crecía, llegó a entregar su solidaridad en otros países del mundo como Nicaragua, luego del trágico paso del huracán Mitch en 1998, en el que murieron unas 3800 personas, o a refugiados de Kazajistán, Moscú y Chernóbil.

En el último tiempo, Petrosino se dedicó a recorrer toda la Argentina a bordo de una casa rodante para poder llegar a los lugares más recónditos, a aquellos pueblos donde la mano del Estado no siempre asiste a tiempo. Actualmente, pasa la mayor parte de su tiempo con una comunidad indígena wichí en la provincia norteña de Formosa.

Sobre su reciente premiación, declaró emocionada: "Representa la posibilidad de decirle al mundo que no todo se compra y no todo se vende” y emite una crítica hacia el Vaticano: “No todos en el Vaticano comprenden el trabajo de quienes están cuerpo a cuerpo con los más necesitados. Me gustaría mucho que el Vaticano se baje de donde está y viviera el Evangelio como lo vivió San Francisco de Asís. Yo, por mi parte, prefiero vivir el Evangelio en la selva con los pobres, como lo hizo Jesús”.

Mirá las imágenes. (Especial El Intransigente)

{fotorem:134017:fotorem}

{fotorem:134018:fotorem}

{fotorem:134019:fotorem}

{fotorem:134020:fotorem}
Cargando más noticias
Cargar mas noticias