Un 1º de mayo inolvidable en el Hipódromo de Palermo