MUJER

Cuando una mujer está molesta con su pareja, no siente deseos de tener sexo

Aquí las respuestas a muchas preguntas.

Cuando una mujer está molesta con su pareja, no siente deseos de tener sexo


¿Cómo evitar la rutina sexual en las parejas estables? ¿Es cierto que las mujeres son menos ardientes que los hombres? ¿Cómo mantener viva la pasión entre dos seres que conviven desde hace décadas?  ¿Qué es el "cabreo oculto"? La periodista y escritora Sylvia de Béjar responde a estas cuestiones.

"Aunque el buen sexo no garantice la felicidad en las parejas establecidas y represente tan solo entre el 10 y el 20 por ciento de la satisfacción marital, cuando renquea, supone hasta 90 por ciento del descontento, asegura la escritora Sylvia de Béjar.

Experta universitaria en Sexualidad Humana y Educación Sexual y master en Programación Neurolingüística, de Béjar aborda el tema de cómo resolver las diferencias sexuales entre parejas consolidadas en su ensayo Deseo (editorial Planeta), tras haber convertido su anterior libro, Tu sexo es tuyo, en referente mundial, con 250 mil ejemplares vendidos.

Esta periodista, que trabajo diecisiete años en el diario La Vanguardia y coqueteó con el derecho con la voluntad de ejercer de abogada de separaciones matrimoniales "para ayudar a las mujeres", se  decantó al final por los asuntos sexuales femeninos.

La sexualidad femenina

- ¿Por qué una mujer se decide a ser una experta en asuntos de pasión?.

- Por vocación de ayudar a las personas de mi sexo y por la idea de que las mujeres  tenemos que apropiarnos de nuestra  propia sexualidad como "cruzada vital". Pronto me di cuenta de que las mujeres teníamos una sexualidad como respuesta a la del hombre, pero sin ser conscientes de la nuestra.

- Sin embargo, en Deseo no entras en los temas sexuales hasta muy avanzada la obra?

- Claro, porque el deseo de la pareja varía en función de cómo afrontan las dificultades cotidianas y yo me centro primero en cómo resolver esta problemática cuando pasa el enamoramiento, esa fase de enajenación mental transitoria.

- ¿Cuándo aparecen los problemas reales en la convivencia?

- Efectivamente. Pueden ocurrir desde luchas por el poder entre los dos miembros de la pareja hasta que la mujer se despersonalice y se amolde al otro, aunque sea a regañadientes, hasta discrepancias entre los cónyuges. como la poca voluntad del hombre en ayudar en las tareas domésticas. Y eso hace que el sexo femenino se resienta.

La diferencia entre sexo y enojo

- ¿Y la pasión del hombre no decrece igualmente?

- Pues no, porque el hombre saben disociar lo que es un enfado de lo que es el sexo y no lo mezcla, mientras que, para la mujer, como dice un dicho popular, la intimidad lleva al sexo. Y si la intimidad es mala, la pasión falla.

- ¿Y qué es eso del ?cabreo oculto??.

- Me refiero a que las mujeres pueden perder  el deseo defraudadas por su pareja,  porque para nosotras es muy importante el sentirnos cercanas emocionalmente; el enfado interior no verbalizado que hace que no les deseemos es lo que yo denomino el ?cabreo oculto?,  porque nadie se  acuesta con su enemigo?

- Por eso a tantas mujeres les "duele" la cabeza a la hora de hacer el amor con su pareja?

- Si, exacto, pero no porque pasemos de gozar,  sino porque muchas están muy, muy cansadas de que su pareja no las entienda y, cuando llegan al límite, se cruzan de piernas como castigo y como forma sutil de sabotear el sexo.

- ¿Y a ellos no les "duele" la cabeza nunca?

- Cuando un hombre no funciona suele ser por un motivo funcional, como  depresión, ansiedad,  disfunción sexual o eyaculación precoz; y, como el cerebro es muy inteligente, les hace no tener ganas para compensar esa falta de interés.

- ¿Y qué hay que hacer para acabar con ese ?cabreo oculto??.

- Soy partidaria de verbalizar las quejas en plan positivo, no con duras críticas,  sino como una manera de asumir que la pareja tiene un problema: reunirte con tu marido y hablarle en primera persona, explicándole que lo sigues queriendo y que te sigue gustando, pero que a ti hay hechos que te desagradan e intentar buscar una solución entre ambos.

No te hagas la víctima

- Pero muchas mujeres prefieren ejercer  de víctimas y justificarse con los falsos "dolores de cabeza"?

- Estamos hablando de parejas que se quieren y que desean arreglar un descenso de  la pasión agravado por los años de convivencia;  ir de  víctimas es llegar a un callejón sin salida.

- ¿Es cierto que las mujeres se quejan de que los hombres no se enteran de sus demandas si no se las verbalizan, aunque sean evidentes?

- Nosotras pensamos que ellos se dan cuenta de lo que reclamamos, pero no es cierto y, en ocasiones, debemos marcarles el camino y decirles que tenemos un problema.

- Vamos, que somos muy diferentes?

- Los hombres son mucho más simples de lo que nosotras pensamos y se centran en el sexo, el trabajo, la comida y el fútbol, mientras que nuestra pasión empieza por sus cuidados constantes, por cautivarnos con lo que nos dicen?

- Y explicitar nuestros problemas, ayuda?

- Mira, por cada acción, hay una reacción, aunque no haya reacción?.

El deseo femenino

- ¿Es cierto que el deseo femenino es totalmente diferente al masculino?

- Es cierto que las mujeres no nos "ponemos" a la primera y que, como somos de hervor lento, si no se nos pone al fuego, nunca hervimos. Mi consejo es que te has de exponer al fuego y que has de aprender más de picardía y un poco menos de delantal.

-¿Aunque no te apetezca?

- La experta sexóloga  Rosemary Basson, doctora de la Universidad de Vancouver (Canadá) ha investigado sobre la respuesta sexual femenina y concluye que las mujeres no solemos acostarnos con nuestra pareja habitual motivadas por un deseo carnal previo, sino que aceptamos o iniciamos un acercamiento erótico desde un estado de neutralidad sexual.

-¿Y entonces?

- Contrariamente al modelo líneal de Master y Jonson (1966), que describía las conductas  sexuales de ambos sexos como idénticas: deseo, excitación, orgasmo, resolución, Basson constata que una  vez que nos metemos en la historia y nos concentramos en los estímulos sexuales que recibimos, nos excitamos y surge el deseo sexual.

- Luego, previamente, tienes que estar en sintonía anímica con tu pareja.

- ¡Exactamente! El inicio de la pasión se impulsa por nuestro afán de expresar amor, sentirnos emocionalmente más cerca de nuestra pareja, recibir y compartir placer físico, complacer y aumentar nuestra propia autoestima y nuestro bienestar.

Disfunción sexual en aumento

- ¿Y no existe ahora más disfunción sexual masculina que antes?

- Si, ahora los hombres tienen que hacer un mayor esfuerzo, porque tienen miedo de que les cuestionemos su virilidad. En una encuesta sobre el descenso del deseo entre los años sesenta y la actualidad, se constata que  se ha mantenido constante entre  las mujeres,  mientras que en los hombres  ha ido en aumento exponencial. En España existen  dos millones de personas con disfunción sexual y hay que convencer al hombre de que no pasa nada por pedir ayuda.

- ¿Somos igual de infieles los  hombres que las mujeres?

- Seamos sinceros: si  nadie lo supiera, los dos seríamos infieles, porque se ha demostrado por las investigaciones que ni las aves creen ya en la monogamia.

La infidelidad

-¿Y por qué engaña un hombre a una mujer?

- Un hombre engaña a una mujer si se le da oportunidad y por un asunto básicamente sexual, mientras que la mujer lo decide cuando tiene un problema de autoestima,  porque se siente minusvalorada por su pareja y, a veces, necesita "salir al mercado" para sentirse bien, sin que tenga ningún cosquilleo genital.

- En conclusión?

- Para resumir, para ser infiel el hombre necesita una oportunidad; la mujer, una razón.

- ¿Y algún consejo para reconquistar a ese hombre tan simple que tenemos como pareja y al que queremos tanto, aunque la pasión del primer día nos haya abandonado un poquito?

- Primero, transmitirle que le seguimos queriendo y considerándolo  un ser atractivo, decírselo con palabras, por si no se ha enterado, aceptar sus propuestas y /o "buscarlo" nosotras mismas: ¿por qué no?

- ¿Y cuál es la pretensión final de este ensayo, Sylvia?.

- A mi edad, tengo la obligación de enseñar mi experiencia a las jóvenes de veinte años para que no pasen por las mismas angustias que yo en el pasado. Con este ensayo,  mucho de lo que las parejas consideran un problema, dejará de serlo, sabiendo cómo funciona el deseo.

- Un deseo que nunca es como durante la etapa de enamoramiento?

-  El problema del deseo es que muchas parejas tienen la imagen de que su  vida tiene que funcionar como si de una película porno se tratase y eso no es verdad; si  las personas parten de idealizar el deseo en su convivencia diaria, tienen un problema.(Es Mas)

 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios
MUJER

Siete características de las mujeres que los enloquece

Lo que atrae a los hombres

20/12/2014 | Enterate en qué se fijan, qué miran y qué es lo que más los atrae

MUJER

Estas actitudes pueden llevar a que una mujer sea infiel

Infidelidad (Ilustrativa)

19/12/2014 | El carácter y comportamiento de la pareja puede llevar a que las mujeres se planteen un engaño

MUNDO

Las cosas que toda veinteañera debería saber sobre su cuerpo

18/12/2014 | Deja tus defectos a un lado y aprende a cuidarte. Aquí te damos veinte consejos

MUNDO

Tres ejercicios de sentadillas para presumir los mejores glúteos

Sentadillas, para tener los glúteos firmes

17/12/2014 | La constancia es la clave, y con una alimentación equilibrada empezarás a ver resultados muy pronto

Diario On-line, República Argentina. © Copyright 2014 | Todos los derechos reservados.

CMS Peridicos