ante la justicia

"Una presión tremenda": Ciccone compometió a Boudou

El ex dueño de la imprenta prestó declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 4
martes, 10 de octubre de 2017 · 02:15:00 p.m.

BUENOS AIRES (Agencias) ─ El ex dueño de la imprenta Ciccone Calcográfica, Nicolás Ciccone, prestó declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 4 que lo juzga junto con Amado Boudou y otros, por delitos cometidos en la venta de su empresa, tras la negativa a hablar por el momento del ex vicepresidente y los demás acusados.

Nicolás Ciccone, ex dueño de la gráfica de ese nombre, ratificó hoy ante el Tribunal Oral Federal 4 que mantuvo encuentros con el ex vicepresidente Amado Boudou en plena negociación por la venta de su empresa. De esta manera, confirmó que mantuvo una reunión con el ex funcionario K en el canal Telefé, y que ante las dudas sobre ceder las acciones de su empresa recibió "una presión tremenda" para vender.

Durante el segundo día de audiencias en el juicio por la presunta compra irregular de la imprenta, en más de dos horas de indagatoria, Ciccone –de 84 años de edad- fue relatando los detalles desde que creó la empresa y las reuniones que llevó adelante con distintos funcionarios, como Aníbal Fernández o Sergio Massa, para poder salvar a la empresa de la crisis. "Yo quería salvar la empresa", sostuvo. 

Además del ex vicepresidente de la Nación, en la causa son juzgados su amigo José María Núñez Carmona, Vandenbroele, el dueño de la quebrada imprenta Nicolás Tadeo Ciccone, Resnick Brenner y el ex funcionario de Economía César Guido Forcieri, por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.

Boudou está acusado de haber utilizado –en 2010– su cargo de ministro de Economía para quedarse con la compañía, tratándose de la imprenta de papeles de seguridad y billetes más importante del país. La empresa estaba en quiebra y no podía acceder a un plan de pagos en la AFIP. Según la investigación, a cargo del juez Ariel Lijo, el segundo de CFK durante el gobierno del kirchnerismo logró que el organismo fiscal le diera un acuerdo excepcional para pagar su deuda. Eso ocurrió cuando The Old Fund compraba el 70 por ciento de Ciccone.

Con The Old Fund, Ciccone pasó a llamarse Compañía de Valores Sudamericana (CVS). Por esa venta, los Ciccone se quedaban con el resto del porcentaje de la empresa y la promesa de hacer negocios con el Estado. De hecho, se encargaron de la impresión de las boletas del Frente para la Victoria en las elecciones presidenciales de 2011. La causa determinó que Núñez Carmona mantuvo las relaciones con Vandenbroele y Forcieri con Resnick Brenner en la AFIP para lograr el plan de pagos. Por su lado, Ciccone fue parte de la maniobra al aceptar la venta de la empresa como una coima. Todo con el conocimiento de Boudou.

El de Ciccone es el segundo juicio oral que enfrenta Boudou. El primero fue por la falsificación de documentos públicos para inscribir un auto Honda y por el que fue absuelto en agosto pasado. Pero el segundo no será el último. Hace pocos días fue enviado a juicio por la compra irregular de 19 autos de alta gama cuando era ministro de Economía. Ese caso también le tocó al Tribunal Oral Federal 4. Además tiene otras causas en trámite, algunas con los mismos imputados que en el caso Ciccone. Con Núñez Carmona y Vandenbroele, están imputados por presunto enriquecimiento ilícito y por la intervención de The Old Fund en la renegociación de la deuda pública de Formosa.
 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias