CREENCIAS POPULARES

Con la Virgen de Urkupiña, todo el año es Carnaval

Devociones de origen boliviano han ganado terreno en Salta hasta integrarse como elementos prácticamente de la cultura local

Con la Virgen de Urkupiña, todo el año es Carnaval

Devoción a la Virgen de Urkupiña

Diez años atrás, ver el baile de los caporales o una procesión en honor a alguna de las devociones marianas de Bolivia resultaba un hecho llamativo y pintoresco. Las gentes se arremolinaban para observar el paso de estas formaciones que marcaban su compás con cascabeles y sones de saya.

El Caporal de la saya, proviene de la región de los Yungas-Bolivia y es una danza afro-boliviana; representa al capataz de los esclavos negros traídos durante la colonia, que por lo general era mestizo o mulato, el "capanga” como lo llamaban algunos era un personaje al servicio de los explotadores, de allí que en los bailes se lo representa con un látigo en la mano. En su versión original, el Caporal vestía sombrero de ala ancha, camisa holgada, faja o cinturón, pantalón militar y botas. La mujer una blusa de mangas anchas, pollera, la cual en la actualidad se ha recortado hasta el límite de su sugestivo.

Los Caporales en Salta han formado confraternidades en las cuales se asiste socialmente a quienes integran los cuadros de baile y a sus familias. Se realiza una acción de contención y de cuidado frente a las drogas y demás flagelos. Al interior, estas organizaciones funcionan con una jerarquía vertical, al estilo de los cacicazgos de las comparsas.

La devoción mariana de Urkipiña

El otro elemento que nutre las festividades bolivianas es la devoción a la Virgen de Urkupiña –las hay otras también, como la Virgen de Huachana-; relacionada con la católica advocación de la Virgen Asunta, de hecho se celebra el 15 de agosto.

La devoción proviene de la ciudad de Quillacollo, a quince kilómetros de Cochabamba, en Bolivia. La leyenda dice que la Virgen María se le apareció a una niña pastora de ovejas en las alturas de un cerro. Enterados padres y vecinos, requirieron de la niña dónde se hallaba la aparición, a lo que ella en lengua quechua respondió "urqupiña” ("ya está en el cerro”). La fecha supuesta de esta aparició se remonta al siglo XVI.

Pero qué pasa con esto en Salta…

La cercanía de la ciudad de Salta con los centros religiosos y culturales originarios de estas manifestaciones la hizo de a poco, receptora de los mismos a través de la incesante migración de naturales bolivianos que llueven en busca de mejores condiciones de vida.
Como fue durante fines del siglo XIX y principios del XX, cuando la inmigración las formas y los modos de la cultura argentina, de la misma manera, esta inmigración limítrofe hizo lo suyo en Salta, influyendo además en el comercio con la aparición de los "mercados de pulgas” y las "ferias americanas”; la aparición de locales con venta de comida del altiplano y la venta
callejera en bicicleta.

Un verdadero sincretismo religioso

Pero donde más se nota el impacto de esta invasión cultural es en dos de las más sentidas celebraciones salteñas: las religiosas y el carnaval. En lo religioso, las honras a la Virgen de Urkupiña, fueron de a poco haciéndose un lugar hasta dentro de los propios templos, en algunos de los cuales ya posee un altar y misas propias. En el carnaval, la tradicional comparsa ha sido casi desplazada por el Caporal y ahora en avance el Tinku.

Lo curioso de todo esto es que hace diez años, más o menos, las celebraciones a las devociones bolivianas eran patrimonio solamente de esa colectividad. Se los veía preparar las fiestas con arcos adornados con flores, vehículos decorados y las familias llegaban al hogar del encargado y prendían en el manto de la Virgen un billete, una contribución para una algaraza que se extendía por dos o tres días, en los cuales se bebía y comía copiosamente al son de sayas y cohetes.

Uno de los pivotes de esta devoción es la "retribución” en metálico que la Virgen suele hacer a los paseantes. En efecto, basta ver algunos vehículos modernos con la inscripción "Gracias Virgen de Urkupiña”, eso da cuenta del favor recibido. También es favorable a los pedidos de vivienda. Y no se piense que únicamente participan de la devoción gentes de recursos limitados, los hay de media, y media- alta; incluso políticos que en sus despachos y hogares tienen una imagen de esta Virgen. Tanto es así, que en conjunto, la cantidad de fieles ya alcanza –si no ha superado- a tradicionales fervores como Sumalao o la propia Virgen del
Socorro.

Todo el año suenan cohetes

La fiesta es el 15 de agosto, pero todo el año se los ve desfilar, varias noches en la semana suenan bombas de estruendos. No importa la hora. Al mediodía, en las tardes o en las noches, columnas de feligreses acompañan una imagen precedida de una sección de bailantes. Es que los fieles suelen agruparse en fraternidades que tienen fechas distintas de festejos, y se cuentan por centenas de éstas que se hayan distribuidas por decenas, a su vez, en todos los barrios de la ciudad.

La festividad tiene la propiedad de igualarlos a todos. Durante el beberaje y el baile, todos son iguales, no se distinguen cambas de collas, ni argentinos de bolivianos; una verdadera democracia espiritual, si se quiere llamar de algún modo.

Pero esto que relatamos no es sino el resultado de una ausencia de políticas migratorias; no hay disciplina ni orden, cualquier viene, entra, trabaja legal o ilegalmente, saca divisas, sin rendirle cuentas a ningún organismo. Si bien la Constitución Nacional garantiza estos movimientos, en ninguna parte se dice que no deban controlarse, sobre todo en orden a la preservación del patrimonio cultural. Sin caer en un chauvinismo, basta ver lo que ocurre con los países europeos: Francia deporta gitanos, Alemania no permite migrantes de las regiones rusas del sur; Italia no deja espacio para marroquíes que incluso viven en "ghetos”, y España está dando la nota con los propios argentinos en estas horas.

Será tal vez hora de hacer caso a Ortega y Gasset cuando dijo "Argentinos, a las cosas”. Sí, a atender nuestras cosas.

Por José de Álzaga
Para El Intransigente

 


¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios
SALTA

Antes de jubilarse, jueces romeristas anulan causa

Juan Carlos Romero, ex Gobernador de Salta.

27/11/2014 | Uno de ellos, Edgardo Albarracín, tuvo el expediente cajoneado por más de un año.

SALTA

Zlotogwiazda disertó ante periodistas y estudiantes de comunicación

Marcelo Zlotogwiazda

27/11/2014 | El periodista y economista recibió el libro de la ciudad de Salta de manos de funcionarios

SALTA

Se lleva a cabo el Foro Federal de Consejos de la Magistratura

XIV Jornadas del Foro Federal de Consejos de la Magistratura

27/11/2014 | Su Presidente consideró que "hoy la justicia es más que nunca una herramienta para resolver problemas pacíficamente".

SALTA

Isa seguirá siendo vicepresidente en la FAM

Isa en la asamblea de la FAM

27/11/2014 | El intendente de Salta reclamó la descentralización de las comunas de todo el país

Diario On-line, República Argentina. © Copyright 2014 | Todos los derechos reservados.

CMS Peridicos