ARGENTINA

A 14 años de la muerte de René Favaloro, Rodríguez Larreta pasó otro 29 de julio en silencio

El actual jefe de Gabinete porteño, en aquel entonces era interventor del PAMI, obra social que mantenía una deuda millonaria con la fundación del prestigioso médico
miércoles, 30 de julio de 2014 · 11:45

ARGENTINA.- Se cumplió un nuevo aniversario del fatídico día en que el doctor René Favaloro se quitó la vida, agobiado por las deudas y vencido por el cansancio moral que le provocó el ninguneo y la desidia de autoridades que poco y nada entienden sobre necesidades, genios nacionales y salud.

Tras el desenlace fatal, se conoció que Favaloro, reconocido internacionalmente por realizar el primer bypass cardíaco en el mundo, había dejado como legado en su departamento siete cartas cuyo contenido se reveló parcialmente. En una de ellas, dirigida a las "autoridades competentes”, dejaba en claro que había decidido quitarse la vida, y explicaba que la crisis económica que atravesaba la Fundación Favaloro había sido el desencadenante de su determinación.

En aquel entonces, el fiscal que intervino en la causa, Claudio Soca, precisó que el médico había hecho mención a las deudas millonarias que mantenían con su fundación numerosas obras sociales, entre ellas, el PAMI. Al frente del PAMI, en aquel entonces, estaba en calidad de interventor una de las figuras top del PRO actual, Horacio Rodríguez Larreta.

En ese momento, Rodríguez Larreta se escudó manifestando que la obra social no tenía "una deuda verificada" con la Fundación Favaloro pero reconoció  la existencia de un "viejo reclamo” millonario de facturas fechadas entre el año 1993 y 1995, "que no figuraban en los libros contables" del PAMI.

La intransigencia llegó a ser tal que, en la última reunión de Favaloro con las autoridades, le habrían comunicado que la única alternativa prevista para resolver la controversia era una conciliación obligatoria, que consistía en verificar caso por caso para ver en las historias clínicas si los servicios efectivamente se habían prestado. La verificación contable se hizo, pero no a tiempo. Celeridad ante todo.

"Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento, como decía Don Ata”, escribió en otro de los fragmentos de las cartas que difundieron sus familiares.

Rodríguez Larreta optó porque el día de ayer, cuando se cumplieron 14 años del día en que Favaloro se quitó la vida de un disparo en el corazón, pasara en silencio. En su cuenta de Twitter se limitó a dar RT a una publicación de Pocho La Pantera fogoneando el programa macrista "Terminá la Secundaria” y esperó que otro 29 de julio terminara así sin más.(Redacción El Intransigente)