Panorama

Cada cual atiende su juego

El circuito del dinero negro de la obra pública, el relato K y el relato M, La desesperación de los empresarios, poco acostumbrados a salir esposados y pasar la noche en una celda.
Por 
miércoles, 08 de agosto de 2018 · 19:07

Así era la letra de una canción y entretenimiento de hace décadas. Se llamaba “Antón Pirulero”.
Los empresarios de la obra pública señalan que ese dinero que pagaron era un aporte para la campaña, no eran coimas.

Entonces, porqué lo hacían también en los años pares, cuando no había elecciones.

¿Ese dinero salió de los bolsillos de empresarios?

No. Lo pagamos todos nosotros con los impuestos, porque debido a la cartelización, había sobreprecios. De allí salía el dinero del retorno. Lo denunció Roberto Lavagna en un discurso del 22 de noviembre de 2005 en la Cámara de la Construcción. Indignado, Néstor Kirchner lo expulsó del Ministerio de Economía. Señaló que estaban cartelizadas las obras y que investigaba el Banco Mundial.

Cada cual atiende a su juego.

¿Cómo lo trataron el tema los medios kirchneristas?

C5N primero señaló que todo era una farsa, un mito. Se apoyó en las palabras del escritor Jorge Asís. Este dijo: “Es ciencia ficción, este periodista de La Nación tendría que escribir un libro, ganaría un premio”.

Después, el mismo canal explicó: Bueno, existe, pero está escaneado, no es el original. Así no es una prueba. Tercer capítulo del mismo canal: "Bueno, está bien, las confesiones ya son una prueba, pero el culpable único es Calcaterra".

Cada cual atiende a su juego.

El abogado de Cristina, Dalbón, indica por televisión : “Toda la culpa es de funcionarios infieles , la presidenta no sabía nada”. 

¿De dónde salió entonces el dinero para los hoteles, campos y los seis millones de dólares en la caja de seguridad de Florencia Kirchner?

Parrilli, que manejaba la información secreta del país ¿nunca le informó?

¿Para qué necesitan tanto dinero?

Para hacer política, es la respuesta. Me informan cuáles son los gastos antes de las elecciones.
Para intendente, se necesitan como mínimo 2.600.000 pesos; para presidente 2.000 millones de pesos aproximadamente ; para una encuesta 400.000 mil pesos y para una telefónica 100.000 pesos.

Al margen, la mentira. Una vez Eduardo D’Alessio hizo una encuesta para gobernador. Cuando leyó el diario, las cifras habían sido cambiadas. Ante su protesta, el jefe de prensa le dijo : “qué querés, que el candidato se me deprima”

La clave la dio Brienza, un periodista K, hace más de dos años , escribió: “Si, nos quedamos con dinero que no corresponde, pero es para hacer política, de lo contrario solo la harían los ricos”. La Cámpora lo expulsó. Era demasiado sincero.

Cada cual atiende a su juego.

¿Qué hacen todos los empresarios?

Para afuera señalan: “El tema está en manos de la Justicia. Pero  mejor es que acelere los tiempos. Que quede claro que no todos somos iguales”. Estaban pidiendo bajar los impuestos en medio de esta tormenta. “Es una locura – agregó un empresario de la alimentación-. Tendríamos que quedarnos callados”.

Claudio Cesario, de la Asociación de Bancos Argentinos, dijo: “esto es robo, se robaba y se roba”. A su lado, un banquero extranjero, agregó: “Ahora entiendo porque la mayoría en la UIA quería que ganara Daniel Scioli”.

Entre los empresarios se notaban quiebras psicológicas. Nadie estaba acostumbrado a ver salir de sus casas a sus amigos millonarios esposados y acompañados por la policía.

Era un hecho inédito. Las familias ejercen presión y casi todos deciden acogerse a la ley del arrepentido. Se les negó el pedido de excarcelación. Se los humilló. En la Justicia les dijeron que si no colaboraban terminarían varios meses en una celda. La gente todavía cree que esto no va a terminar en nada.  

Nadie estaba acostumbrado a ver salir de sus casas a sus amigos millonarios esposados y acompañados por la Policía. Por eso, y por presión familiar, los acusados se inclinan a "arrepentirse" y contar lo que saben.

Desconfía de la Justicia. La condena de Boudou, el primer vicepresidente de la Nación preso, está cambiando esa visión. Ellos nunca pensaron  que podía pasarles algo. “Poder es impunidad”, dijo Yabrán.

Mientras tanto, Stornelli trabajó en secreto varios meses. Solo tres personas sabían lo que estaba haciendo.

Como dijimos: Desde ahora nada será igual.

Todos saben que  habrá que fortalecer e institucionalizar el débil y  fragmentado sistema de partidos políticos. Modernizar y transparentar el actual régimen de financiamiento político.
Algo de economía.

Nadie quiere bajar el gasto. Ni la Nación, ni las provincias, ni los municipios . Se resisten heroicamente.

¿Entonces cómo se llega a bajar el déficit? En estudio:

Uno: suspender total o parcialmente el pago de reembolsos  a las exportaciones.
Dos : un nuevo blanqueo. 

¿Qué pasará con la recesión?

Podría ser corta si la inflación comienza a bajar en agosto. Pero nadie quiere mostrar fechas para la posible recuperación. Se equivocaron demasiado.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias