CINE

Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata anuncia sus secciones competitivas y parte de su programación además de las secciones competitivas, se destaca la retrospectiva de Luis García Berlanga
viernes, 28 de octubre de 2011 · 12:52
MAR DEL PLATA.- El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata anuncia sus secciones competitivas y parte de su programación además de las secciones competitivas, se destaca la retrospectiva de Luis García Berlanga y la exhibición de la película ganadora de la Concha de Oro en San Sebastián, "Los pasos dobles", de Isaki Lacuesta. Competencia oficial

¡Vivan las Antípodas!, de Victor Kossakovsky. Alemania / Argentina / Holanda / Chile (Película de Apertura)

Puede ser que ¡Vivan las Antípodas! comience desde la distancia. De un punto a otro, un mundo. Literalmente. Puede ser que la nueva película de Victor Kossakovsky nazca desde la idea central de los contrarios. Sólo puede ser. Porque desde allí, desde la comprensión de las divergencias, crece un relato que remarca, con una gran potencia visual, el factor único que enlaza a todos esos puntos geográficos: la humanidad.
¡Vivan las Antípodas! juega con la Tierra, con la potencia poética de sus escenarios, con su belleza y sus misterios. Con cada plano, con sus manejos de cámara, travellings y fundidos logra mostrar un mundo que presumíamos, pero que finalmente descubrimos incógnito. Y nos hace mirarlo, como si fuese la primera vez, con inocencia y con sorpresa.

Abrir puertas y ventanas, de Milagros Mumenthaler. Argentina / Suiza / Holanda
Milagros Mumenthaler dice que lo íntimo es nuestra única certeza. Lo dice explicando las motivaciones que la llevaron a su debut en largo, Abrir puertas y ventanas, pero además eso es lo que ­filma: huecos y distancias y silencios que responden a una motivación que sólo puede ser íntima. La tentación de contraponer esta versión del cine y de la vida con casi todo lo que la rodea es enorme, pero Abrir puertas y ventanas no lo merece ni lo necesita, porque pasa por la vida del espectador como la revelación de, sí, una intimidad: ese momento en el que alguien te cuenta algo y te deja temblando.

El año del tigre, de Sebastián Leilo. Chile
Catástrofe. Crisis. Tabula rasa. ¿Cómo relatar el horror cuando el horror se hace carne? Esa es la pregunta que parece formularse la dupla Lelio-Maza. Director y guionista de El año del tigre, descienden a la misma esencia del hombre a partir del reflejo cruel y despiadado de las consecuencias del terremoto y tsunami que asolaron a Chile en 2010.

El premio, de Paula Markovitch. México /Francia /Polonia / Alemania
"Mi papá vende cortinas y mi mamá es ama de casa". Con una frase, con una mentira, se ilustra el mundo infantil de una niña de siete años durante la dictadura militar argentina. Así, simplemente, se desdibuja la identidad y la historia personal, en un universo de temor, de sufrimiento y de pérdida. Así, El premio, relata la incomprensible realidad desde una infancia sin inocencia, desde el dolor primero de no saber, de no poder decir, de tener que callar.

Fausto, de Alexander Sokurov. Rusia
Como en un sueño, en medio de un remolino de imágenes oníricas, Fausto destroza un cadáver en busca del alma. Se contrapone quizás a la suciedad del cuerpo, vísceras y sangre, aquello que no se ve, que no pesa y que nadie sabe en qué lugar exactamente se aloja. El alma parece la búsqueda, la pregunta y finalmente la trampa. Alexander Sokurov retoma el clásico mito popular de Fausto, alejándose de la versión original. Una encrucijada existencialista.

Graba, de Sergio Mazza. Argentina
Sergio Mazza vuelve al ruedo con una historia de inmigración, de soledades irreversibles, de confinamientos. Una argentina en París. Un París, lejos de las luces que invitan a visitarlo, lejos de la postal turística. Un París mirado con ojos de exilio. Belén Blanco lleva en su personaje la angustia de aquel que se encuentra fuera de su patria, fuera de cualquier patria. Graba, ya desde su título, parte de lo que no se tiene.

In Darkness / En la oscuridad, de Agnieszka Holland. Canadá / Alemania / Polonia
Agnieszka Holland despliega un sensible relato, basado en un hecho real, que bucea en la naturaleza del ser humano - llena de contradicciones y luchas internas- capaz de construir y destruir, negar la realidad o enfrentarla, ser cómplice del horror o rebelarse contra él. In Darkness retoma, entre la oscuridad implícita y explícita, una de las tantas historias en las que la vida y la muerte pierden su valor conceptual.

L’Apollonide – Souvenirs de la maison close / Recuerdos del burdel, de Bertrand Bonello. Francia
Es inevitable sucumbir ante la belleza visual de esta gran obra de Bonello. Su vestuario, sus decorados, los rostros y los cuerpos de sus protagonistas. Una casa de citas parisina a fines del siglo XIX, es el mejor escenario para esa gran tragedia griega llamada vida. Las prostitutas, sus clientes, y una época que se escurre entre los pegajosos dedos del tiempo. Bonello sabe lo que hace.

L’Exercice de l´État / El ejercicio del estado, de Pierre Schoeller. Francia
El ejercicio del estado plantea una brutal mirada sobre el sistema democrático, sobre la débil implicancia de lo humano en las decisiones políticas. En este impactante largometraje de Pierre Schoeller, con certeros diálogos e impecable realización, la psicología de los personajes envuelve al espectador en ese laberinto tenebroso de la conciencia humana y, más aún, en los laberintos que el hombre se construye para su propia supervivencia.

Tatsumi, de Eric Khoo. Singapur
Aplausos a Khoo por interesarse en la vida de Yoshihiro Tatsumi. Aplausos por interesarse en su obra. Y más aplausos por saber ver lo indivisible que son una de la otra. Con inusual sensibilidad, el aplaudido Khoo toma posesión de una inmensa fuerza creadora ajena para transformarla, con pasmosa urgencia, en propia. Comic, historieta, manga, noveno arte, transformados con maestría en la esencia misma del séptimo arte.

This is Not a Film / In film nist / Esto no es un film, de Mojtaba Mirtahmasb, Jafar Panahi. Irán
"Si pudiéramos contar una película, entonces ¿para qué filmarla?" Y si Jafar Panahi no puede ejercer su derecho de expresión a través del cine, entonces hace una no-película. Y el resultado final es un vehemente y apasionado ensayo, una defensa profunda y sincera de la libertad, en la que el vehículo, el medio, es en sí mismo un grito, una película sobre la no película, sobre lo que se está impunemente acallando. Inteligente y tristemente real.

Tyrannosaur / Tiranosaurio, de Paddy Considine. Reino Unido
Con violencia, Tyrannosaur se planta frente al espectador. Ya estamos dentro. Con violencia, nos sacude con un tropel de certeros golpes. Y de repente, un directo cross a la mandíbula. ¡Estamos a su merced! Con la excelente dirección y el sólido guión de Paddy Considine, Tyrannosaur presenta una historia intimista que indaga en ese momento de estallido en el que el instinto doblega a la razón. Un momento. Para después, inevitablemente, hacerse cargo del libre albedrío y barajar de nuevo. ¡Knock out!

Without/ Sin, de Mark Jackson. Estados Unidos
La quietud no implica tranquilidad ni sosiego. El lugar físico no nos salva. No hay escondite válido. No hay escapatoria. Without, el largometraje debut de Mark Jackson, es un ensayo desolador y enigmático sobre la soledad; un viaje introspectivo a la desesperación primaria de tener que convivir con nuestro sufrimiento.

COMPETENCIA LATINOAMERICANA
Las malas intenciones, de Rosario García-Montero. Perú/Argentina/Alemania /Francia
Es difícil lidiar con una realidad que cambia constantemente. Y más si esa realidad parece estar por derrumbarse. En este caso, la vida personal de Cayetana, una niña de 9 años, parece un reflejo de la sociedad peruana. O viceversa. Lo excepcional de Las malas intenciones, es esa mirada, a la vez perturbadora e inocente de la infancia plena, en la que los ojos comienzan a abrirse para empezar a desguazar lo que sucede, intentar comprenderlo. Difícil para un adulto, impiadoso para un niño. Las malas intenciones es ese momento en que todos dejamos la ingenuidad a un lado y nos destapamos los ojos.

El campo, de Hernán Belón. Argentina/Italia/Francia
El proyecto ganador del WIP en el 25º Festival vuelve con fuerza. El campo se presenta, en este largometraje de Hernán Belón, como un espacio indeterminado, en el que el sueño de comenzar de nuevo se mezcla con la incertidumbre y el miedo. Una pareja decide alejarse del mundanal ruido de la ciudad. En el silencio, en la tranquilidad y el sosiego, se va corporizando una densa y oscura sensación de peligro. A veces los pensamientos son el ente más temible.

El chico que miente, de Marité Ugás. Venezuela/Perú
Reconstruir la historia. De a pedazos, de a mentiras y verdades. Reconstruir la identidad, como si fuese un rompecabezas en movimiento. El chico que miente es el viaje, implícito y explícito, de un niño de trece años en busca de sí mismo. Pero también es el reflejo de toda una sociedad intentando resurgir de las cenizas. Historia personal y social se unen en la figura del protagonista, quien será el encargado de dilucidar qué queda en pie luego de la tragedia del deslave.

El lugar más pequeño, de Tatiana Huezo Sánchez. México
El lugar más pequeño no es apta para insensibles. Porque Tatiana Huezo Sánchez despliega de una manera poética y optimista una historia dolorosa y cruel, la del pequeño pueblo salvadoreño de Cinquera, devastado por la guerra civil. Desde sus ruinas, desde su propio dolor, los sobrevivientes erigieron nuevamente su mundo, como una fuerte metáfora de la esperanza. Con una fotografía exquisita y personajes y testimonios conmovedores, El lugar más pequeño se presenta como una de esas películas necesarias para entender que la memoria y el coraje colectivo son poderosos motores para la supervivencia.

El velador, de Natalia Almada. México/Estados Unidos
El tercer largometraje de Natalia Almada sucede en un cementerio. Ese es el lugar físico, el lugar luego de la violencia. Allí, a través de los ojos del velador, se construye una mirada contemplativa de un mundo que está allá afuera, antes del reposo final. El cementerio Jardines de Humaya, a las afueras de Culiacán, en México, es conocido como el “narcocementerio”. Allí, los jefes de los carteles mexicanos no pueden escaparle a la muerte. El antes; la barbarie y la vida como negocio, se revelan constantemente, a través de la poesía visual de El velador, como aquello que no está, pero que se presiente, se intuye, se adivina. Inteligente, sensible y original apuesta.

Girimunho, de Helvecio Marins y Clarissa Campolina. Brasil/España/Alemania
De vez en cuando, uno se encuentra con personajes entrañables. En la figura de Bastu “Abuela”, realidad y ficción se entremezclan para crear ese mundo maravilloso de la vejez llena de vida. Bastu enviuda pasado los ochenta. Y la vemos activa, construyendo, planificando, dando consejos. Se presenta ante el espectador disfrutando en todo su esplendor, haciendo de cada instante su instante, entre su realidad sencilla, su experiencia y su familia. Bastu es el corazón de Girimunho, un relato que crece desde las poéticas imágenes y una historia que vale la pena ser contada.

Porfirio, de Alejandro Landes. Colombia/España/Uruguay/Argentina
Un cielo pleno inunda la escena. Imaginación, sueño o reminiscencia. Porfirio, persona y personaje, queda postrado por una bala policial. La justicia, en silencio, y en el mientras tanto ocurre la vida. Alejandro Landes logra un relato ultrarrealista que nos lleva directamente al interior del personaje. Entramos a la realidad de Porfirio, en medio de climas claustrofóbicos e hipnóticos, entramos en su cotidianeidad, entramos en su día a día, en la lucha -judicial y práctica- por la supervivencia. Si bien se refiere a crédito para un celular, Porfirio, el personaje, se dedica a vender minutos, esos mismos que sumados transforman a su vida en un constante espera. De alguna forma, el fin se hace inminente.

Tiempos menos modernos, de Simón Franco. Argentina/Chile
¿Hasta cuándo uno puede resistir? Parece que no hay escapatoria. Aún en medio de la Patagonia andina la modernización persigue a Payaguala, un criador de ovejas bastante ermitaño. Tiempos menos modernos es en parte un relato de la resistencia, en parte un reflejo de la colonización que no cesa. El proceso histórico de globalización no pierde su fuerza, cambia su forma, se modifica, pero finalmente, no hay paraje demasiado alejado para estar a salvo. La historia se emplaza en escenarios de una belleza inigualable, de una crudeza y rusticidad plenas y se erige a partir de la calidez de sus protagonistas. Tiempos menos modernos, además de ser un homenaje en forma de juego de palabras a Charles Chaplin, es un justo y certero mensaje sobre la importancia de la conservación de la cultura de un pueblo.

Todos tus muertos, de Carlos Moreno. Colombia
Un centenar de muertos no pueden ser demasiados. Ni demasiados para empañar las elecciones que se están llevando a cabo en el pueblo, ni demasiados para ensombrecer la carrera política del intendente. Salvador, un campesino humilde, encuentra en sus tierras lo que podría ser una bomba a punto de estallar. El simple razonamiento lo lleva a denunciar aquello que encontró, pero pocos querrán ver lo que ocurre. Carlos Moreno despliega una historia simple que encarna múltiples simbolismos sobre la realidad latinoamericana. El humor negro y el cinismo están manejados de una manera magistral para hacer deTodos tus muertos una historia que nos incumbe a todos.

Trabalhar cansa/Trabajar cansa, de Marco Dutra, Juliana Rojas. Brasil
Desesperación. El mundo laboral puede ser implacable. Y los fantasmas, los monstruos, aquello que crepta en nosotros mismos, nos apabullan. Trabajar cansa puede ser un relato de la situación laboral en América Latina. Pero es mucho más. Es también una indagación sobre los mecanismos mentales frente a una crisis. Lo que sucede por dentro a veces se corporiza, se despliega, o se proyecta. Los directores Marco Dutra y Juliana Rojas emprenden el desafío de reflejar lo social con la incorporación de elementos de género. Original. Porque si uno se pone a pensar, el terror nace de nuestros propios miedos.

OTROS FILMES DESTACADOS QUE PARTICIPARÁN DEL FESTIVAL
Verdades verdaderas. La vida de Estela, de Nicolás Gil Lavedra *
(Competencia Argentina)
“Ojalá que esta historia ayude a que muchas más personas encuentren su verdadera identidad, así como también a transitar la búsqueda de un ser amado bajo la lucha por los valores democráticos de justicia.” Estela de Carlotto
Verdades verdaderas narra la vida de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo desde la desaparición de su hija hasta la actualidad. Su lucha incansable pone de manifiesto su historia y la de su familia que no deja de ser el reflejo de miles de historias que vivieron esa realidad y luchan desde hace más de 30 años por el derecho a la identidad.
* Estela de Carlotto está invitada a la Premiere de la película durante el Festival.

Los pasos dobles, de Isaki Lacuesta. España
Concha de Oro en el Festival de San Sebastián 2011
La mejor forma de huir de tus perseguidores sin dejar rastro es caminar hacia atrás, sobre tus propias huellas. Eso creía François Augiéras, que cubrió de pinturas un búnker militar en el desierto y luego lo dejó hundirse en la arena para que nadie lo encontrara hasta el siglo XXI. ¿Pero quién es Augiéras? ¿Legionario, pintor, escritor, pistolero, santo, ladrón, diablo o una mezcla de todo ello?

El cuaderno de barro, de Isaki Lacuesta. España
No me gusta describir Los pasos dobles porque las cajas de sorpresas no deben contarse, sino abrirse.
De momento, si miramos el paquete al trasluz como los chicos impacientes, podremos intuir que Los pasos dobles será una película de aventuras, un relato (tal y como se decía en las portadas de Hergé) para niños de hasta 99 años. Uno de nuestros personajes, Abinou, acaba de cumplir ya 105, pero también se la dejaremos ver.
Recuerdo que de niños jugábamos a juntar con un lápiz las series de puntos separados que, al conjuntarse, daban forma a personajes, paisajes o constelaciones. Del mismo modo, hace años, las termitas se comieron las pinturas de Miquel Barceló y éste, lejos de frustrarse, decidió trabajar a medias con los animales y comenzar a dibujar siguiendo las líneas del destrozo.
En Los pasos dobles hemos trabajado igual. En seguida vimos que el dibujo resultante se parecía mucho a un mapa del tesoro.
Unos personajes a la búsqueda de un búnquer desaparecido en el desierto. Una duna cercana al mar. Una banda de bandidos motorizados. Los adivinos. Un baobab en forma de esqueleto. Un amuleto de bronce. Un pez de piedra. Una emboscada. Un viaje de ida sin billete de vuelta.
Y un misterio: ¿cuál es la única cosa que al compartirla se destruye?

HOMENAJE A UN GRANDE: LUIS GARCÍA BERLANGA

El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata le rinde honores a un cineasta único, a un estilo, a una manera de mirar el mundo, que ha sabido marcar a fuego el séptimo arte.

Con su muerte se apagó la voz de toda una generación. Pero con su vida, el cine español, y consecuentemente el universal, gozó de la impronta de un genio detrás de las cámaras, de una visión profunda de la cultura, del género humano y de un país que se mantenía en pie, entre las heridas de la guerra.

El Festival rinde tributo a Luis García Berlanga con una muestra retrospectiva de diez películas, en copias de 35 mm-restauradas por el ICAA - Ministerio de Cultura de España-. Estas copias se proyectarán por primera vez fuera de su país de origen y su próximo destino es el MOMA de Nueva York.

Además el Festival, junto con el INCAA, editará un dossier de 48 páginas en el que recorre la biofilmografía de Berlanga a través de testimonios y textos críticos. La edición está al cuidado de José Martínez Suárez.

PROGRAMACIÓN
Esa pareja feliz. España. 1953
¡Bienvenido Mister Marshall! España. 1953
Calabuche. Italia/España. 1956
Plácido. España. 1961
El verdugo. España/Italia. 1963
¡Vivan los novios! España. 1970
Grandeur Nature. Francia/España/Italia. 1974
La escopeta nacional. España. 1978
La Vaquilla. España. 1985
Todos a la cárcel. España. 1993

Más información: www.mardelplatafilmfest.com  

Valorar noticia