Mundial de Resistencia

Se viene una gran revolución en el automovilismo mundial

Los principales equipos de la Fórmula 1 empiezan a prestarle una especial atención a las modificaciones que impondrá el WEC para lograr reducir los costos.
jueves, 27 de diciembre de 2018 · 20:07

A esta altura de los acontecimientos, uno podría empezar a considerar que el futuro del automovilismo mundial sufrirá una revolución. Los dirigentes del Mundial de Resistencia entendieron que de esta forma no se podía seguir. Los elevados costos y la falta de apoyo por parte de las terminales más importantes en las competencias, lograron abrir una brecha muy grande que obligó a tomar decisiones. Y las decisiones llegaron y golpean fuerte, producen un efecto dominó y llamaron la atención de muchos.

Hace algunos días atrás, el equipo Red Bull confirmó su deseo de incursionar en el WEC, participando de las históricas y tradicionales “24 Horas de Le Mans”. Junto a su socio, Aston Martín, impulsan un plan B si los nuevos dueños de la Fórmula 1 no dan un golpe de timón importante y persisten en su idea de reducir costos innovando con los impulsores.  

En la próxima temporada el Mundial de Resistencia presentará los Hypercars. Por el momento se denominan de esta hasta que los fanáticos decidan su nombre definitivo en los próximos meses.

Esta modificación en la estructura de los autos sumado a una serie de modificaciones técnicas, permitirán reducir los costos y elevar el nivel de competencia de los autos de larga duración. Ferrari ya confirmó su interés de ingresar, Red Bull lo hizo recientemente, Porsche dejó en claro su deseo de volver y ahora McLaren apunta a regresar a su etapa gloriosa dentro del WEC como lo hizo en los noventa con el modelo McLaren F1.

Hoy un auto de la categoría LMP1 ronda entre los 80 y 90 millones de Euros y poseen una potencia de mil caballos. Los nuevos Hypercar reducirán los costos y rondarían en los 20 millones de Euros con una potencia de 970 caballos.

Si estas diferencias técnicas las traducimos en tiempo, se estipula que la vuelta en el circuito de Le Mans podría ser de 3:22 contra los 3:15 que realizó el Toyota TS050 Hybrid con el que Fernando Alonso al volante.

Sin dudas la diferencias en tiempos no representan una traba ya que no se habla de grandes modificaciones en los registros.

Se vienen aires de cambios y muy importantes y los principales equipos de la Fórmula 1 empiezan a mirar de reojo y con cierto recelo los próximos pasos del Mundial de Resistencia.