Argentinos en el Exterior

"Soñar no cuesta nada", entonces soñemos juntos

El campeón de Turismo Carretera se subió a un auto de IndyCar del equipo de Ricardo Juncos y logró ilusionar a los fanáticos.
viernes, 18 de enero de 2019 · 17:41

El piloto argentino, Agustín Canapino, se encuentra en Indianápolis ultimando los detalles para su participación en “Las 24 Horas de Daytona” junto al equipo Juncos Racing, propiedad del compatriota Ricardo Juncos, con un Cadillac DPi el próximo fin de semana.

Durante los trabajos previos tanto Agustín y Ricardo se tomaron un minuto para una foto sobre un auto de IndyCar, propiedad del equipo. El campeón del TC se puso el casco y se subió a uno de los autos de Fórmula de la categoría más importante de monopostos de los Estados Unidos.

Canapino logró la imagen que muchos fanáticos quieren ver y la compartió en las redes sociales utilizando su cuenta personal de Twitter diciendo: “Soñar no cuesta nada”.

El mundo del automovilismo nacional se conmovió con la imagen, y rápidamente los rumores se ganaron las redes sociales y los portales de internet. Para muchos es un sueño que podría hacerse realidad de la mano de Ricardo Juncos junto a Agustín Canapino.

Es cierto que soñar no cuesta nada, ver a un piloto argentino sobre uno de estos autos sería una de las noticias que podría marcar la historia de nuestro deporte. La capacidad conductiva demostrada por Agustín Canapino es una garantía y nada debe demostrar arriba de un auto de carrera. Pero para que los sueños se cumplan debe haber un respaldo económico que permita desarrollar lo soñado.

Este sueño es también el que tiene Ricardo Juncos que en la crisis del 2001 decidió viajar a los Estados Unidos buscando un futuro mejor y hoy es el dueño de uno de los equipos de competición más importante del automovilismo americano.

La idea de contar con un piloto argentino sobre uno de sus autos es algo que ronda en la cabeza de Juncos desde hace algunos años pero sabe que las condiciones para que eso suceda son difíciles de reunir.

Al final soñar no cuesta nada. Entonces soñemos todos juntos, por ahí se cumple.






33%
Satisfacción
44%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
11%
Incertidumbre
11%
Indiferencia