Superclásico

Guillermo, cerca de alcanzar un hito histórico en la Copa Libertadores

El entrenador buscará ante River consagrarse pro primera vez como director técnico en el máximo torneo continental.
sábado, 24 de noviembre de 2018 · 12:42

Guillermo Barros Schelotto busca hacer historia con Boca. El entrenador del Xeneize siempre supo que tarde o temprano entrenaría al club que le dio fama internacional y hoy se encuentra ante el desafío más importante de su carrera como director técnico. El Mellizo intentará que el Club de la Ribera conquiste la Copa Libertadores de América que el ya levantó en cuatro oportunidades.

La historia de Guillermo y la copa está estrechamente ligada a Boca. El hoy entrenador es uno de los pocos jugadores en la historia del fútbol sudamericano en levantar ese trofeo en cuatro oportunidades. Con menor o mayor importancia dentro del equipo, el Mellizo estuvo las últimas cuatro veces que el Xeneize se coronó campeón de América.

Su primera vez fue la tercera de Boca. Guillermo alternaba la titularidad con la suplencia en el Boca de Carlos Bianchi que jugó la Libertadores 2000. El exfutbolista fue titular en la revancha de la final ante Palmeiras luego de haber estado en el banco de los suplentes en el partido de ida. Ese día ejecutó el primer penal de la definición que terminó decretando a Boca como campeón de la Copa.

Al año siguiente, Boca se volvió a consagrar consiguiendo el último bicampeonato de la Copa Libertadores. En esa oportunidad el Xeneize derrotó a Cruz Azul en la gran final, pero Guillermo, que integraba ese equipo, no tuvo minutos tanto en la ida como en la vuelta. Sin embargo, conquistó su segundo título personal.

En la Copa del año 2003, Guillermo tuvo una participación mucho más activa. El exdelantero convirtió seis goles y fue determinante para alcanzar la final, aunque sólo jugó uno de los dos choques decisivos ante Santos. A pesar de su ausencia en el Morumbí, Boca se coronó campeón de América luego de la frustración en la Libertadores 2002 dónde se había quedado en cuartos de final.

La mayor frustración de Guillermo se dio cuando el Xeneize perdió la final del 2004 ante Once Caldas de Colombia, pero tanto él como parte del plantel tuvieron revancha tres años más tarde. Con un Juan Román Riquelme brillante el Club de la Ribera conquistó su sexta copa Libertadores ante Gremio.

Como entrenador, llegó a los cuartos de final con Lanús en 2014 y a las semifinales de la Libertadores 2016 con Boca. Ahora, el Mellizo está ante su mayor desafío para alcanzar su quinto trofeo continental e igualaría a Ricardo Bochini para que su nombre quede más alto en la historia grande del fútbol sudamericano.