COPA LIBERTADORES

Pablo Pérez tomó una decisión de cara al Superclásico

El volante fue al Sanatorio Otamendi y se hizo un chequeo oftalmológico para constatar su estado de salud.
domingo, 25 de noviembre de 2018 · 13:19

La Copa Libertadores de América está sumergida en un clima de incertidumbre. River Plate y Boca Juniors tienen que definir al campeón a las 17:00 en El Monumental. Sin  embargo, el Xeneize no quiere presentarse al cotejo y reclamó los puntos en Conmebol. Por el contrario, Alejandro Domínguez, presidente del ente que regula al fútbol sudamericano, aseguró que se respetará el pacto de caballeros y el enfrentamiento se jugará.

Pablo Pérez, quien en la jornada de ayer sufrió una úlcera en la córnea de su ojo izquierdo y se presumía que no estaría disponible para disputar el partido, acudió al Sanatorio Otamendi y afirmó que jugará la final frente al Millonario. El volante, acompañado del juvenil Gonzalo Lamardo, se hizo un chequeo oftalmológico y se constató que tiene el 40% del ojo afectado. A pesar de ello, el capitán del club de La Ribera aseguró que formará parte del duelo contra River.

Una cifra considerable de aficionados y periodistas se movilizaron hacia la clínica en la que se encontraba Pérez y le consultaron al futbolista si debía operarse, lo que negó con contundencia. De este modo, las especulaciones sobre qué futbolista debía reemplazar al exjugador de Newells Old Boys quedarán truncas. 

Para dejar en claro los diagnósticos del capitán del Xeneize y de Lamardo, el elenco azul y oro envió a un escribano para ratificar los certificados médicos que fueron emitidos por el Sanatorio Otamendi. Los mismos fueron adjuntados en el reclamo que realizó Boca a la Conmebol. Los dirigentes del cuadro de La Ribera exigen que se le entregue el trofeo y el título al equipo que comanda Guillermo Barros Schelotto.

Ayer, Pérez fue atendido por el médico Alejandro Weremczuk, quien detalló que el volante tuvo una lesión ocular que le imposibilitaba la visión y que estaba en inferioridad de condiciones para llevar a cabo la práctica deportiva. "Padece una conjuntivitis química, erosión conjuntival inferior y está bastante molesto", fueron las palabras del profesional, que también resaltó que la recuperación de Pablo llevaría entre cuatro y cinco días.