BOCA JUNIORS

La otra Pipa de Boca, mejor que nunca

Uno de los delanteros xeneizes acumula un gran récord y puede llegar aún más lejos.
miércoles, 13 de marzo de 2019 · 11:28

Boca venció a Deportes Tolima como local por 2 a 0 con un tiro libre de Mauro Zárate que se desvió en Marco Pérez, y un cabezazo del "Pipa" Benedetto. El conjunto de Gustavo Alfaro venía de empatar en la altura de Cochabamba ante Jorge Wilstermann, de Bolivia, por el primer partido del Grupo G. En la Bombonera, se juega la segunda fecha del Grupo G de la Copa Libertadores.

El equipo que dirige tácticamente Gustavo Alfaro fue de menor a mayor y superó a su rival de turno, que nunca pudo asentarse en el terreno de juego. Luego del pitido final en el Estadio Alberto J. Armando, el entrenador del elenco azul y oro analizó la contienda.

"Costó tomarle el tiempo del partido. En la primera parte costó demasiado por errores propios y virtudes de Tolima. Eramos muy previsibles con la pelota, estábamos muy estáticos de mitad de cancha hacia arriba. Era clave la movilidad con los volantes y poner pelotas en tres cuartos de cancha. Deportes Tolima tuvo un par de contragolpes que nos puso en alarma con licencias que no podíamos otorgarnos, lo charlamos en el descanso", comenzó diciendo el Lechuga.

Asimismo, Gustavo resaltó la magnitud que tiene una institución como el Xeneize: "Después del gol, Boca le tiró la jerarquía encima, manejó la pelota y los espacios. Tolima salió a buscar, no se encontró cómodo y con espacios tuvimos chances para marcar la diferencia. Uno quisiera tener el rendimiento como contra San Lorenzo y como en el segundo tiempo, pero son noventa minutos y hay que tener paciencia para trabajar el partido. Hubo muchos tiempos dentro del partido en si mismo".

La charla

Al finalizar el encuentro, el Pipa Benedetto brindó una conferencia de prensa, en la cual analizó lo que sucedió dentro de la cancha. 

En primera instancia, el delantero hizo hincapié en que esta edición de la Libertadores no es una revancha de lo que sucedió en Madrid, donde River Plate se impuso sobre el cuadro azul y oro en la final de la competencia. "No la tenemos que tomar como una revancha. Es un nuevo sueño. Lo que pasó, pasó. Hay que mirar para adelante y jugar como lo hicimos. Sería un error tomar esta Copa como revancha", aseguró. 

Asimismo, Darío mantuvo la misma línea que su capitán, Carlos Tevez, hablando acerca de la charla que protagonizó el plantel. "Tuvimos una conversación muy positiva para todos. Nos debíamos una charla en lo grupal, fue antes de enfrentar a San Lorenzo y luego hicimos un excelente partido. Hoy lo volvimos a repetir. Es la base para mirar para adelante, necesitamos de todos. Nos estaba costando llevar la buena convivencia a la cancha. La charla fue muy positiva y vamos todos por el mismo objetivo", reconoció.

Pero lo más interesante tiene que ver con la red del arco rival, porque el club azul y oro tiene entre sus manos a un Benedetto que cumplió pero tiene aún mucho más por cumplir y dar. Hoy lleva 65 partidos con 43 goles, una tremenda marca que de tener al conjunto de la Ribera compitiendo en todos los frentes, el ex Banfield podría llegar mucho más arriba.