DECLARACIONES

Maidana: "Boxear es algo que quedó atrás"

En una entrevista con La Nación, el Chino aseguró que no quiere volver a subirse al ring.
viernes, 11 de enero de 2019 · 07:51

Marcos Maidana fue uno de los boxeadores más destacados que surgió en Argentina. Comenzó a desempeñarse en la disciplina a los 15 años y, a base de trabajo y esfuerzo, logró convertirse en campeón superligero y welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Como profesional, protagonizó cuarenta peleas, ganó treinta y cinco, mientras que cayó en cinco ocasiones. Durante el mes de agosto de 2016, el púgil santafesino anunció su retiro de la actividad. En diálogo con La Nación, el Chino volvió a hablar de la posibilidad de retornar al boxeo. 

En primera instancia, Maidana aseguró que las peleas que disputó ante Floyd Mayweather le dieron la solidez económica necesaria para no volver a subirse a un ring: "Hay boxeadores que dos o tres años después de que se retiran están para atrás. Yo no quiero que me pase eso. Me siento cómodo porque estoy rodeado de buena gente, que me apoya. Siento que quieren ayudarme. No extraño nada del boxeo. Nada. Era un trabajo. Me jubilé, ya pasó la etapa. Sigo viajando, yendo a las peleas, pero sin entrenar ni subir al ring. Las peleas con Mayweather me ayudaron a jubilarme temprano".

Asimismo, el expúgil afirmó que su idea es mantener la decisión que tomó en 2016 (en ese año anunció que no competiría nunca más). "Todos dicen que se retiran y vuelven. Yo quiero ser único. No quiero faltar a mi palabra. Estoy bien. Igual, si estuviera mal, no volvería. Buscaría otros recursos. Tengo otros negocios, otras cosas. Cuando me afirmé bien, me retiré y se acabó. Boxear es algo que quedó atrás", sostuvo Marcos.

En tanto, Marcos se refirió a su rol de promotor de boxeadores profesionales: "Hasta ahora se abrieron todas las puertas donde fuimos a golpear. Estoy contento, porque es algo nuevo para mí y para todo mi equipo, que está compuesto por mi socio José Jaita, mi primo Pileta (Martín Gómez Maidana) y Morresi (Edgardo Rosani, que es el matchmaker). Muchos no me conocen, pero tienen referencias. Saben que somos buena gente. Hay cosas que no me gustan, pero para triunfar hay que intentarlo. Mientras no sea algo grotesco, puedo hacer lo que sea necesario. Aunque tampoco me gustaría estar tener que estar en los medios todo el tiempo, sé que es importante".

Y agregó: "A la mayoría de los promotores que conocí el boxeador no les interesa. No van ni a un entrenamiento al gimnasio. No les importa. Lo único que quieren es que peleen y la guita de la bolsa. Yo creo que el boxeador merece que le den buena comida, traslados, buenas zapatillas. Al boxeador hay que tratarlo como lo mejor. Es el que ponen la cara y el cuerpo. Son los que hacen que los demás ganen plata. Me ha pasado de managers que te hacían sentar en otra mesa cuando iban a comer. Pero te tenés que callar para que nadie se enoje. Algunos los tratan como a la basura. Yo quiero tener lo mismo que tenés vos".

Finalmente, el Chino recordó sus primeros pasos en el deporte y resaltó que él siempre vio al boxeo como un trabajo. "Si no hubiera sido boxeador sería un laburante más. Como cualquiera en mi pueblo. A los 15 años empecé a boxear, así que no llegué a pensar nunca si quería algo especial para mi futuro. Nunca pensé que iba a llegar a ser campeón. Boxeaba porque me gustaba, lo hacía bien. Encima cuando me tiraron unas monedas, sentí que era un trabajo. Eso me motivó y seguí adelante", concluyó Maidana.

33
5
77%
Satisfacción
9%
Esperanza
3%
Bronca
2%
Tristeza
6%
Incertidumbre
1%
Indiferencia