Tapia busca reformar el fútbol de ascenso

En AFA preparan una polémica reforma de los torneos de ascenso

Con la llegada del presidente de AFA al país, se comienza a diagramar el futuro de las categorías de ascenso. Esta temporada no tendría descensos.
jueves, 12 de julio de 2018 · 13:59

El fútbol argentino vive un frenesí de cambios. En todos ellos está involucrado el presidente de la AFA, Claudio ‘Chiqui’ Tapia, hoy se reunirá con los dirigentes para diagramar la B Nacional que se viene.  La polémica reestructuración de las categorías de ascenso cuenta con el apoyo de la mayoría de los dirigentes, a pesar de que para algunos será perjudicial.

La idea de los dirigentes es que los cambios recién se vean reflejados en la temporada 2019/20. Para ello en la temporada que viene no habrán descensos y se mantendrán los 25 equipos que disputarán la primera categoría de ascenso del fútbol argentino a partir de Agosto del presente año.

La B Nacional pasaría a tener 36 clubes que se dividirían en dos zonas de 18 equipos. Sin embargo, la división no se haría como por ejemplo sucede en la liga de Estados Unidos dónde juegan la Conferencia Oeste y la Este debido a las grandes distancias que separan a los equipos, sino que se haría entre los clubes del interior y los metropolitanos.

Los clubes directamente afiliados a la AFA ocuparía su zona y todos los del interior estarían  en la otra. Así, los clubes de la zona metropolitana que se vieron perjudicados con los últimos formatos del torneo ahora sería los grandes beneficiados ya que no tendrían que emprender viajes largos.  Contrario a lo que sucederá con los clubes del interior del país que, como ahora, seguirán recorriendo distancias siderales para disputar sus partidos.

Otro problema que se presenta es en el reparto de dinero. Es que en la actualidad los clubes se quejan porque les parece insuficiente el dinero de la televisión. Con once equipos más, ese malestar se incrementará ya que, salvo que el torneo sea explotado de otra manera, el dinero será el mismo y ahora se tendrá que repartir con más clubes.

El aspecto positivo de la modificación se da en que se dejará de tener en cuenta el promedio de descenso. Los clubes ya no estarán atados a lo hecho en temporadas pasadas pero si sufrirán si tienen un mal año. Hoy se ultimarán detalles para llevar a cabo esta modificación.