Nacional B

Morón y Almagro se suspendió por incidentes

El partido correspondiente a la segunda fecha de la B Nacional debió suspenderse por enfrentamientos con gases lacrimógenos y balas de goma, dentro y fuera del estadio del Gallo.
martes, 04 de septiembre de 2018 · 10:15

La violencia volvió a ser protagonista en los estadios del fútbol argentino y, en esta oportunidad, fue en el partido que jugaron Deportivo Morón y Almagro, por la segunda fecha del campeonato de la Primera B Nacional. Cuando ganaba el visitante por 2 a 0, en encuentro debió ser suspendido por incidentes lamentables.

Al instante que comenzaron los disturbios dentro del campo de juego, con gases lacrimógenos, corridas, balas de goma y demás objetos contundentes; ambos clubes informaron desde las cuentas oficiales de Twitter que el partido fue suspendido a los 30 minutos del segundo tiempo por incidentes entre los hinchas locales y la policía.

Los disturbios, tanto adentro como afuera del estadio, derivaron en el parate y la posterior suspensión del choque, ya que, sin garantías, el árbitro Ramiro López decidió no continuar el encuentro. Ante esta situación, desde la APreViDe comunicaron que un grupo de hinchas locales quiso ingresar al estadio Nuevo Francisco Urbano pese a no haber superado los controles de ingreso al estadio.

"Un grupo de hinchas de Morón agredió a la Policía tirándole todo tipo de elementos contundentes (botellas, piedras). Los efectivos disuadieron la gresca, primero con cartuchos de estruendo y luego con postas de goma en forma gradual", dijeron desde APreViDe.

Asimismo, desde la entidad aseguraron, "Como la agresión de los simpatizantes continuaba, posteriormente se utilizaron granadas de humo para finalmente lograr dispersar la situación". Por esos lanzamientos, la platea fue despejada e incluso se abrieron las puertas del estadio para desalojarlo por completo. 

Por otro lado, el Tribunal de Disciplina de AFA deberá definir en las próximas horas si se jugarán o no los minutos restantes. Cabe recordar que el Tricolor de José Ingenieros ganaba 2-0 cuando, a los 30 minutos del segundo tiempo, el árbitro tuvo que suspender el juego a raíz del fuerte cruce que se registraba en las inmediaciones del estadio, en el zona oeste del Gran Buenos Aires.