Escándalo

UEFA podría eliminar un gigante europeo de la Champions League

El organismo que regula el fútbol europeo podría tomar esta drástica decisión debido a que el club continúa incumpliendo las reglas del fair play financiero.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 · 10:48

Con la llegada de inversores árabes al fútbol europeo comenzaron las grandes erogaciones de dinero por parte de los clubes más destacados del Viejo Continente. Así, en la órbita de las grandes competencias europeas aparecieron Manchester City o Paris Saint Germain, equipos que no estaban acostumbrados a dar pelea en los torneos continentales. Sin embargo, la UEFA podría dar el puntapié inicial para el fin de esta Era.

Es que el organismo que regula el fútbol europeo evalúa una dura sanción para el Paris Saint Germain. La UEFA podría tomar la decisión de eliminar al club de la capital francesa de la actual Champions League e incluso suspender al elenco conducido por Thomas Tuchel de las competencias europeas por un tiempo indeterminado, el motivo sería estrictamente económico.

Es que el club francés volvió a incumplir con las reglas del fair play financiero establecidas por UEFA.  La entidad permite que los clubes que participan de las competencias europeas tengan un pasivo de 30 millones de euros, en caso de que lo superen los clubes son sancionados y obligados a vender alguno de sus futbolistas. En 2014, ya había sido sancionado por UEFA y ahora volvería a serlo, y al ser reincidente el club parisino podría sufrir una severa sanción.

La posible eliminación tiene dos grandes razones, las compras de Neymar y Kylián Mabappé. El elenco francés gastó  402 millones de euros en la llegada de los dos futbolistas. Por lo que los ingresos actuales del club, el elenco parisino necesita 150 millones de euros anuales adicionales para cumplir con el reglamento de la UEFA, algo que por el momento no está consiguiendo.

La llegada de las dos figuras se dio en el mercado de pases del verano europeo de 2017. Sin embargo, el pase de Mbappé se pagó en Julio de este año. Para eludir una posible sanción de UEFA en ese momento, el club de París consiguió un préstamo de un año sin cargo por parte del Mónaco con una opción de compra obligatoria de 180 millones de euros y así logró evitar los controles del organismo europeo.

El gran objetivo de los dueños del conjunto francés es obtener la Champions League, objetivo que persiguen desde su llegada al club. Sin embargo, su obsesión por obtener el trofeo más importante del continente podría provocarle el efecto contrario e incluso podría alejar al club de las competencias europeas.