COBERTURA EXCLUSIVA DE EL INTRANSIGENTE

Los detalles de la organización del River-Boca

En España llevarán a cabo un operativo de seguridad especial para el Superclásico, como también puestos para que los aficionados apoyen a sus equipos.
viernes, 07 de diciembre de 2018 · 10:53

ESPAÑA, Madrid.- (Enviado Especial). Dos días separan a River Plate y Boca Juniors de la gran final de la Copa Libertadores de América. Los organizadores del evento, que mudaron la última instancia del certamen a Madrid como consecuencia de los incidentes que ocurrieron en el Estadio Monumental, comienzan a ultimar detalles para llevar a cabo el cotejo de la mejor manera.

El primer anuncio para aquellos que tienen localidades y acudirán al Superclásico fue el horario de apertura del Estadio Santiago Bernabéu. El recinto deportivo permitirá el ingreso de los aficionados cuando falten tres horas para que comience el partido. En cuanto a la seguridad, más de dos mil quinientos efectivos policiales se ocuparán de impedir desmanes tanto en las inmediaciones de la cancha como en puntos específicos de la ciudad. Además, habrán agentes de nuestro país para que se utilice el programa Tribuna Segura de Argentina, que impide que los delincuentes ingresen a los estadios de fútbol.

Asimismo, los organizadores llevarán a cabo las famosas "Fan Zone" para las personas que no posean tickets para el River-Boca. El del Millonario estará ubicado a aproximadamente trescientos metros de la Cabecera Fondo Norte (sector visitante de la cancha del Real Madrid), mientras que el Fan Zone del Xeneize se localizará a tres cuadras de la Cabecera Fondo Sur, que corresponde al sector que normalmente ocupa el equipo local. 

Un dato a destacar es que tanto River Plate como Boca Juniors no vendieron los cinco mil tickets que tenía cada uno para comercializar en Argentina. La Conmebol entregó esa cifra a los clubes para aquellas personas que tuvieran la posibilidad de viajar desde nuestro país hacia Madrid lo hicieran con la localidad asegurada. No obstante, la situación económica no es la mejor, por lo que sobraron aproximadamente mil entradas por institución.

Sumado a que los pasajes aéreos tienen un precio muy elevado, en España habrá fin de semana largo, por lo que mucha gente viajó hacia la capital de ese país. Por ende, los hoteles están colapsados y, en los lugares que hay habitaciones disponibles, la cifra que los turistas deben abonar por noche es muy alta (aproximadamente doscientos euros por jornada).