DECLARACIONES

Mohamed: "Me vine de España porque querían que no sea yo mismo"

En diálogo con La Nación, el Turco habló sobre los problemas que vivió en el fútbol europeo.
sábado, 19 de enero de 2019 · 09:31

Tras su paso como director técnico en el fútbol mexicano y europeo, Antonio Mohamed volvió al club de sus amores. El Turco asumió como entrenador de Huracán de Parque Patricios para llevar a cabo su cuarta etapa como DT de la institución. Contrariamente a sus anteriores ciclos en el Quemero, esta vez el argentino tiene la posibilidad de afrontar un gran desafío: disputar la Copa Libertadores de América. En diálogo con La Nación, el exfutbolista habló sobre su polémica salida del Celta de Vigo de España.

"Me vine de España porque querían que no sea yo mismo. Querían que sea estructurado, que piense qué declarar, que esté atento a qué pueden decir los demás. Yo siempre me manejé con respeto, siento que no tengo enemigos en el fútbol, que tengo rivales. Entonces, no voy a cambiar. A mis hijos les dije desde chiquitos: No miren en Youtube mis goles, pregunten qué clase de persona soy", comenzó explicando el entrenador de 48 años.

Y agregó: "Cuando suban a entrenarse con la primera, vean a los utileros o a los doctores y pregunten cómo soy como persona. Si me agrandé porque me fue bien, porque gané plata o porque jugué en la Selección. Pregunten si sigo siendo la misma persona y si trata a todos por igual, al barrendero, al que abre la puerta en la Quemita o al presidente del club. Soy así, no le veo otra vuelta. Me gusta la plata como a todos, me gusta ganar como a todos, me gustan las cosas que les gustan a todos los hombres. No tenés que andar de traje y corbata todo el día para ser un tipo respetuoso".

Después, Mohamed afirmó que le gustó dirigir en Europa, pero que el problema estuvo en la elección del equipo. "Primero fui parte de lo que es el Celta en los últimos diez años. Hoy está más abajo de lo que lo dejamos y así va a estar creo que un par de años largos más, por cómo piensan. Se me fue el encanto de ir a Europa, no fui al lugar que debería haber ido, ellos no llevaron al entrenador que pretendían y fue un cruce que no funcionó. En Celta quise proponer algo diferente y para ellos era comer en cuero en un restaurante de lujo, demasiado caretaje. Me hacían sentir así", argumentó.

Para finalizar, Antonio dejó entrever que la situación del Celta no mejorará ya que los dirigentes no consideran realizar modificaciones significativas en la entidad: "Tener que ir al palco oficial en traje, salir a hablar con ese uniforme. No iba conmigo. Nunca me sentí cómodo. Eso hizo que se generase una distancia hasta que en la fecha siete me echaron y estando en la mitad de la tabla. Si le ganábamos a Real Madrid quedábamos sextos, perdimos y quedamos 12°. Ahora está 14° a dos puntos del descenso y así va a seguir y no va a cambiar. Es un equipo que recibió 200 goles en tres años y no quieren cambiar. Es un club vendedor, pero que te lo digan de entrada, porque no fueron claros. Querían un técnico que siempre juegue de la misma manera y les dije que yo no era ese entrenador, que estaban equivocados. Y cuando se los dije buscaron la manera elegante para decirme chau".

50%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia