Italia

Aumenta la tensión por Icardi

Tras el hostigamiento sufrido en el Giuseppe Meazza, Wanda Nara se emocionó en un programa de televisión. ¿Que pasará con el delantero?
lunes, 18 de febrero de 2019 · 09:23

Esta fue la peor semana para Mauro Icardi y su familia desde que está en el Inter de Mián. El futbolista está en conflicto con el club por la renovación de su contrato y las declaraciones de Wanda Nara en un programa de televisión, dejaron mal parado al delantero frente a sus compañeros que lo increparon en el vestuario. Por este motivo, el jugador dejó de ser el capitán del club luego de tres años.

Esta situación, afectó notoriamente la consideración que los hinchas tienen sobre el delantero. Primero, atacaron el auto en el que se trasladaba Wanda Nara, esposa y representante del delantero rosarino. Después, repartieron volantes en el partido de ayer ante Sampdoria con la frase “Fuera mercenarios”, en clara alusión a Mauro Icardi que pretende cobrar más de un millón de euros más de lo que actualmente percibe.

Tras el hostigamiento sufrido en el Giuseppe Meazza, Wanda Nara rompió el silencio en el programa Tiki-Taka, donde participa como panelista invitada y en el que señaló que Ivan Perisic se quería ir del club, causando cortocircuitos en el vestuario. "Inter es nuestra familia, no queremos irnos, no queremos dejar el club", dijo entre lágrimas la representante del jugador formado en las inferiores del Barcelona.

Por otro lado, Wanda dijo que se comunicó con Massimo Moratti, histórico expresidente de la institución Neroazzurra. “Le mandé un mensaje para agradecerle sus palabras, porque, de verdad, Mauro estaba muy mal. Le pedí si me puede dar una mano para que Mauro pueda volver a jugar. Y me respondió '¿Cómo no te doy una mano, si yo lo entiendo a él?", afirmó la esposa del delantero argentino.

Por último, Wanda se refirió a la quita de la capitanía del delantero argentino. "Fue una decisión importante. Para él, fue como que le arranquen un brazoJuega con orgullo con la camiseta del Inter", expresó . Lo cierto es que las pretensiones del futbolista y las duras negociaciones que lleva a cabo su representante con la dirigencia del Inter no llegaron a buen puerto y no se solucionarían en el corto plazo. Por ello, el futuro de Icardi es una incógnita.