FÚTBOL

Las cinco claves de la nueva caída del Madrid

Los cambios que realizó Santiago Solari ante el Girona no hicieron efecto.
lunes, 18 de febrero de 2019 · 15:43

El Real Madrid no pudo y sumó este domingo una nueva derrota ante el Girona en LaLiga Santander que lo complica la lucha por el título, mostrando un bloque mental y físico, con rotaciones necesarias y cambios que no hicieron efecto, con un indolente Gareth Bale y Marcelo como centro de la crítica.

Las claves de la vuelta a las andadas madridista fueron:

1. BLOQUEO MENTAL Y FÍSICO.

El Real Madrid llegaba lanzado, con la adrenalina por las nubes de encuentros que decidían su temporada en tres competiciones. El clásico del Camp Nou, el derbi del Metropolitano, la vuelta de la Champions en Amsterdam ante el Ajax. En cuanto rebajó el nivel de concentración e intensidad volvió a ser un equipo vulnerable ante el que cualquier rival siente que tiene opciones de puntuar. 

En el duelo ante el Girona comenzó, perdonó la opción de sentenciar y con ventaja en el marcador pensó que con poco le serviría para extender su buena línea. Fue un error. En el segundo tiempo protagonizó un bloqueo mental y físico. No tuvo fuerzas para reaccionar al golpe del empate y le faltó convencimiento para aspirar a remontar a la heroica.

2. ROTACIONES NECESARIAS Y MALOS CAMBIOS.

El equipo titular que presentó Santiago Solari con la entrada de Odriozola, Varane, Marcelo, Ceballos, Marco Asensio y Lucas Vázquez estaba capacitado para ganar a cualquier rival. 

Sin embargo, el problema no fue el once con rotaciones obligadas ante tanto desgaste físico en el mes de febrero, la situación que no logró encauzar el técnico madridista fue modificar el panorama con sus cambios. Terminó desdibujando a su equipo, jugando con cuatro delanteros y renunciando al centro del campo, el lugar por donde perdió la batalla en la segunda parte.

3. LA INDOLENCIA DE GARETH BALE

Tres suplencias en los cuatro últimos partidos vuelven a convertir a Gareth Bale en suplente del equipo merengue. Esta temporada recibía un papel de liderazgo que su última lesión en el sóleo enterró. Su vuelta fue progresiva y nunca ya como indiscutible para Solari. De hecho, sus suplencias en el clásico y el derbi lo demuestran. 

Recibió la oportunidad en Amsterdam y no brilló. Tuvo 25 minutos para cambiar el partido ante el Girona. Indolente desde su calentamiento en la banda, salió frío y, a diferencia de Vinicius que lo intentó con carreras por banda, el galés transmitió una imagen de desgana preocupante.

4. MARCELO EN EL FOCO

Una vez más, el brasileño sale señalado de un partido que juega. Solari quiere recuperar al futbolista pero el segundo capitán sufre en el campo. En la primera parte, con dominio madridista y posesión, asomó en ataque y no sufrió en defensa. Con el paso del partido su físico se viene abajo y no estuvo a la altura que le impuso Portu. 

De nuevo le sacaron la foto en los dos goles encajados por el Real Madrid. Un centro desde su zona y sin reacción ante su marcaje con despiste a rechace en el segundo palo. Los resultados del equipo con él en el campo lo señalan directamente

5. LECCIÓN DE EUSEBIO A SOLARI EN LA BATALLA TÁCTICA

El partido no marchaba por el buen camino para Eusebio sacristán que dio una lección de entrenador al descanso. Su equipo no ganaba desde finales de noviembre y hacerlo en el Santiago Bernabéu por primera vez en su historia era el espaldarazo que necesitaba para la resurrección anímica. Realizó dos cambios, pidió valentía a sus jugadores y se lanzó a por el Madrid

Acertó metiendo al "Choco" Lozano con Odriozola y la velocidad de Portu cambiándole de banda para que se emparejase con Marcelo. Desde ahí debían llegar los centros que tanto daño hicieron al segundo palo donde Stuani o Lozano sacarían provecho de la diferencia de altura con el lateral derecho madridista. No hubo reacción de el "Indiecito" ni ajustes defensivos. La batalla táctica la perdió.