DESTACADO

Enorme gesto de Hernán Crespo

Tras la lesión de Agustín Fontana, quien debió abandonar el campo de juego, el entrenador de Banfield lo consoló de una manera muy particular.
lunes, 04 de marzo de 2019 · 23:59

Por la vigésimo primera fecha de la Superliga ArgentinaBanfield recibió a Atlético Tucumán con tres puntos muy valiosos en juego. El "Decano" resultó victorioso, le ganó la pulseada al "Taladro" y se metió en zona de Copa Libertadores junto a RacingDefensa y Justicia y Boca Juniors. Los dirigidos por Ricardo Zielinski se impusieron en Sur por 2 a 1 con goles de Leandro Díaz, de penal, y Gervasio NúñezAgustín Urzi descontó para el local. 

Luego de la derrota ante Atlético Tucumán en el Florencio Sola, Hernán Crespo dialogó en conferencia de prensa, bancó a sus dirigidos y reflexionó sobre el planteo del equipo rival. "Los chicos jugaron bárbaro. Perdimos porque es fútbol. Tengo poco para recriminar, solo el resultado, los chicos no se lo merecen. Así y todo con este resultado yo elijo a los que tengo, me quedo con los pibes, si hacemos el pan y queso, sigo eligiendo a los míos", sostuvo el entrenador del equipo del Sur. 

Crespo opinó sobre el planteo que propuso Atlético Tucumán: "El que menos hace de repente se puede llevar el botín y es lo que pasó. Habrá motivos por los cuales Atlético está donde está. Tiene gente de mucho oficio que sabe de esto. Es un rival muy difícil que te quita ritmo, te cortan, hacen foul, se tiran, están ahí, no es una crítica".

"Tuvimos 19 remates, 7 en el arco. Y 70% de posesión contra 30% del rival. Eso no te garantiza la victoria. Pero pensar y quedarme en el resultado duele, disgusta, molesta. No tengo nada para reprochar a los chicos. Estoy muy orgullo", cerró el DT.

Esta tarde, en el Sur, Crespo fue protagonista de un hecho que vale la pena destacar. El reloj marcaba 21 minutos del primer tiempo cuando delantero, Agustín Fontana, debió retirarse del campo de juego producto de una lesión. Con los ojos sollozos tuvo que ser reemplazado por Julián Carranza. Fue en ese entonces cuando al salir de la cancha, el joven recibió el abrazo paternal y el consuelo, con beso en la cabeza incluido de Crespo. Y hubo más, el técnico le pidió aplausos a todos los plateistas presentes.