Secreto a voces

Luis Enrique reconoció que tuvo un cortocircuito con Messi cuando era DT del Barsa

El actual entrenador de la Selección española contó la verdad sobre los fuertes rumores que hubo en el seno del club en enero del 2015.
sábado, 09 de marzo de 2019 · 02:22

El actual entrenador de la Selección española, Luis Enrique Martínez, confesó en una profunda entrevista con la emisora Catalunya Radio que "hubo un tiempo de tensión" entre él y Lionel Messi en enero del 2015 después de una discusión entre ambos en un entrenamiento, cuando el asturiano era el técnico del Barcelona.

Al parecer, en aquel momento el crack rosarino le recriminó al DT una falta que no le gustó durante la primera práctica de aquel año, en una discusión que siguió luego en los vestuarios y que terminó con la suplencia de la "Pulga" en una partido ante la Real Sociedad de visitante. Pese a esto, el equipo terminó ganando el triplete aquella temporada.

Mirás las frases que dejó Luis Enrique sobre su cortocircuito con Messi:

-"Hasta que se solucionó todo hubo un tiempo de tensión, que yo no busqué sin ninguna duda, pero que apareció y que tuve que gestionar".

-"A día de hoy solo puedo hablar maravillas de él. Hablamos de un genio, estamos hablando de Matrix cuando la imagen, de repente, se ralentiza y uno puede hacer lo que quiera: eso es lo que hace Messi".

-"Esas cosas solo están a su alcance. Lo he visto en (Andrés) Iniesta. Hace también cosas parecidas de visión periférica, sabiendo cuando le viene uno por aquí o por allá... Eso solo lo he visto hacerlo a Iniesta pero, por encima de todos, a Messi".

-"Al empezar la tercera temporada ya comuniqué al club que tenía que buscar un sustituto. Yo ya no tenía más energía para dar. Pensaba que con el grupo tan especial de jugadores que tenía en el Barsa, hubiera sido muy fácil renovar, 'chupado'. Un contrato bestial, en mi casa, con los mejores jugadores... Vamos, mejor, imposible".

-"Pero soy honesto, creo que el jugador necesita que venga otro a contarle la historia de otra manera. Llega un momento en que el mensaje, si hay mensaje, se agota, y siempre debe haber mensaje".