Recuperación

El jugador de Racing que se llevará a un kinesiólogo a Cancún

El chileno Marcelo Díaz se operó de un síndrome meniscal en su rodilla izquierda y busca ponerse a punto en sus vacaciones para el arranque del 2019.
jueves, 13 de diciembre de 2018 · 23:59

Marcelo Díaz, mediocampista de Racing Club, continúa con los trabajos de recuperación luego de haber sido operado a mediados de noviembre de un síndrome meniscal en su rodilla izquierda, dolencia que lo marginó de los últimos partidos de la Superliga Argentina de Fútbol.

El chileno, de 31 años, fue entrevistado por el conductor Leandro Leunis en un programa creado por la Academia llamado "A corazón abierto", que permite conocer con más profundidad a los jugadores de la institución. Y allí el volante confesó que para recuperarse al 100% de su lesión se llevará a un kinesiólogo a sus vacaciones.

"Mi rodilla viene bien, ya sin los puntos, haciendo actividad, ahora me voy de vacaciones a Cancún con un kinesiólogo y la verdad es que si debo gastar dinero en mi salud, lo voy a hacer. Mi esposa y mi familia me apoya, son como yo y la verdad es que tengo que llevarme a un kinesiólogo, no porque me lo imponga un club, sino porque mi cabeza me obliga. Necesito recuperarme bien para el inicio de la pretemporada", relató.

Y sobre el futuro de Racing en el campeonato doméstico donde es puntero absoluto con 36 puntos, Díaz manifestó: "Para lo que viene debemos aumentar nuestro nivel de concentración y de sacrificio porque el objetivo está al alcance, hemos sido mejores que los 14 rivales que enfrentamos, pese a haber perdido un partido que nosotros regalamos. Tenemos que entender que lo que viene será más duro, porque se nos van a venir con todo, nadie nos va a querer dejar jugar, todos no querrán ganar. Manteniendo lo hecho y sumando más compromiso todavía, haremos un buen fin de torneo".

Por último, el futbolista trasandino analizó el juego del equipo dirigido por Eduardo Coudet: "Adentro somos todos técnicos, tenemos que serlo un poco, lo que dice el 'Chacho' afuera es un llamado de atención, pero a veces no se escucha y no se entiende y ahí debemos ponernos en su lugar y tirar del barco porque todos tenemos la misma idea y por eso hay que hacerlo. Hablamos mucho, buscamos planes alternativos continuamente. Todos sabemos qué hay que hacer cuando el objetivo no se está desarrollando".