Declaraciones

"Los chicos de mi camada crecen y el único que quedó estancado fui yo”

Ricardo Centurión dio su duro testimonio luego de ser apartado del plantel profesional en Racing e hizo una fuerte autocritica.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 09:49

Ricardo Centurión se entrena con la reserva de Racing, luego de ser apartado del primer equipo por su pelea con Eduardo Coudet. A pesar de que tuvo ofertas para emigrar, el jugador de Racing se quedó en el club para intentar pelear por un lugar en el plantel profesional del conjunto de Avellaneda, algo que parece sumamente lejano.

Tras semanas de permanecer en silencio, el futbolista de Racing se refirió a su situación personal, con una fuerte autocrítica. "Los chicos de mi camada crecen y el único que quedó estancado en esta boludez fui yo”, reconoció el futbolista que perteneció a una gran categoría de jugadores surgidos de las inferiores entre los que se destaca Luicano Vietto, actualmente en el Fulham de Inglaterra.

“Yo tengo todo para estar bien y hay veces que estoy mal. No siento a veces que esté haciendo las cosas bien", añadió lamentándose. "Hace seis años debuté y me encontré con un mundo superior, pero hay cosas que no superó, que no me hacen feliz, como lo material. Hay cosas que prefiero a veces no tenerlas", aseguró el jugador de la Academia.

Por otro lado, se refirió al asedio constante que recibe por parte de los fanáticos. “Estaba en el centro con mi representante y me subí a un taxi. Y un loco me empezó a gritar 'pisala ahora, pisala ahora', y me hacía el tres con la mano. El auto paró en el semáforo y él seguía, golpeaba la llave contra la ventanilla. Yo, nada, bajé la cabeza, pero mi representante le dijo: '¿Qué hacés?'. Si yo reacciono es peor", aseguró.

“Detrás del fútbol hay una persona. El fin de semana el hincha espera que uno rinda, porque para eso a uno le pagan y es profesional, pero hay veces que también el hincha va a descargarse a la cancha”, añadió. “ Esto le pasa a un montón de colegas, se vive muy difícil el tema. Yo a veces no puedo salir a la calle, me dicen cosas, que 'negro villero'…no se puede. Yo no me quejo si voy a patear un córner y me escupen la nuca, pero sí de ir a un restaurante o a un shopping y que te persigan", remarcó.

Por último, hizo una profunda reflexión sobre sus sueños en su carrera profesional. "Yo sí quiero ser jugador de fútbol, jugar en las mejores ligas, jugar un Mundial, tengo mucho sueños, pero si me mando otra cagada va a ser imposible", concluyó Centurión.