DESTACADO

Contundente mensaje de Centurión

El jugador de Racing realizó una publicación tras los silbidos en el Cilindro de Avellaneda.
lunes, 08 de abril de 2019 · 23:00

Ricardo Centurión no fue invitado a la fiesta que Racing llevó a cabo ayer por la noche luego del partido por la última fecha de la Superliga ante Defensa y Justicia en el Cilindro de Avellaneda. El único momento tenso que se vivió fue cuando se mencionó al futbolista, que fue silbado cuando la voz del estadio mencionó su nombre. 

A través de las redes sociales, "Ricky" no tardó en responder a los gestos de reprobación de los simpatizantes de "La Academia". Centurión subió a Instagram una historia que rápidamente borró. La imagen era una captura de un mensaje de un fanático que le decía: "Yo no te chiflo y te digo gracias". A lo que el jugador, relegado hace tiempo del plantel profesional, respondió: "No todos, pero el 90% me quiere"

Hoy mismo, Centurión volvió a pronunciarse en las redes sociales tras el abucheo y posteó una nueva historia de otro hincha: "Qué triste que silben a un bicampeón, a un pibe que se crió en el Tita. ¿Qué les molestó, que le pare la mano al jefe cuando sintió que lo estaba verdugueando? Ustedes seguramente hubiesen entrado cabizbajos siendo más hipócritas que él, que seguramente más de una vez se equivocó en su vida privada pero profesionalmente siempre rindió al 100".

Y amplió: "Claro, pero ustedes son ejemplo, laburan bajo patrón, se escabian todo el fin de semana, después hacen pasar necesidades a la familia y sienten la humillación como algo natural. Esa misma rebeldía, esa personalidad que a veces lo lleva a equivocarse, fue la misma que lo llevó a entrenar cuando ya no tenía ganas, que cuando llovía disimulaba las lágrimas de no poder compartir cosas con sus amigos como cualquier chico normal".

El extenso mensaje cerró: "Fue la misma personalidad que lo llevó a ser el hombre de la casa siendo una criatura que no tenía papi que le regale cosas. Tenía una madre que laburaba 12 horas para llevar el morfi. Por favor, Wachín, no cambies nunca. En todo se puede mejorar, el querer cambiar te va a convertir en un hipócrita como el resto. Y ustedes, ejemplos de vida, de vez en cuando es más saludable barrer su propia vereda que la ajena".