DECLARACIONES

Matías Zaracho: "Lloré porque hice un gran sacrificio cuando era chico"

En diálogo con La Nación, el volante de la Academia mostró su lado mas emotivo.
martes, 09 de abril de 2019 · 11:55

El pasado domingo 31 de marzo, Racing Club igualó 1 a 1 con Tigre en el Estadio José Dellagiovanna y se consagró campeón de la Superliga Argentina. Una de las imágenes que más conmovió a propios y extraños tuvo como protagonista a Matías Zaracho, joven volante de la Academia. Es que el mediocampista de 21 años rompió en llanto al hablar de todo lo que vivió como futbolista pese a su corta edad. En diálogo con La Nación, el nacido en Wilde mostró su alegría tras el título conquistado.

"¡Hasta a mi mamá la sacaron al aire después de eso! Y también ella dijo que soy sensible. No sé, pero no sabés cómo me cargaron. Me jodían todos. Se me pasaron muchas cosas por la cabeza en ese momento, el sacrificio que hice de chico. Quedé un poco maricón, pero por eso lloraba. La pasé mal en algunos momentos y salió todo", comenzó diciendo el protagonista.

Luego, el volante se refirió a los sacrificios que tuvo que hacer para llegar a la Primera División. "Me levantaba todos los días a las seis de la mañana para venir a entrenar. Ese sacrificio es de cada uno. Si uno quiere, se levanta y viene a entrenar. Si no se queda durmiendo. Pasan muchas cosas: podés tener problemas con tu familia, que te bajonees porque no te pone el técnico, lesiones. Las mañanas que me fui a tomar el colectivo con lluvia. De todo. Pero creo que pasa por la mentalidad de cada uno y las ganas de triunfar", detalló.

Asimismo, reconoció que ya se sentía emocionado antes de chocar contra Tigre: "Antes de ese partido se me pasaban muchas cosas por la cabeza. Hasta hace poco tiempo estaba en la reserva, en inferiores, en infantiles. Ahora soy campeón con Racing y jugué en la selección. Es difícil quedarme con algo, todo es muy lindo. Lo disfruto a pleno porque lo busqué. A veces parece que es fácil, pero hubo muchos esfuerzos míos y de mi familia para que todo esto pase".

Por último, Zaracho resaltó los festejos que llevó a cabo la Academia: "Toda esta semana fue hermosa. El otro día veía desde el micro a los amigos de mi barrio festejando. A una de mis hermanas. Verlos ahí cantando fue inolvidable. Lo del Cilindro fue una gran fiesta que pude disfrutar con toda mi familia. Di la vuelta olímpica de la mano de mi hija. Yo siempre que salgo a la cancha los veo, sé que se ponen allá en la platea D. Mis amigos, mi familia, se donde están. Los busco. Al principio trataba de no mirar mucho afuera porque me traía recuerdos de cuando venía como hincha, ahí arriba, en la puerta once. Me pasó con Corinthians, en la Sudamericana de 2017, que la cancha estaba muy llena. Me parecía muy loco estar adentro. Por suerte después la cabeza volvió y pude jugar bien".