No apto para cardíacos

Los apasionantes minutos finales del triunfo de los Springboks sobre los All Blacks

Con un jugador menos durante gran parte de los minutos finales, los sudafricanos lograron derrotar por 36-34 a los neozelandeses. Mirá las mejores jugadas del partido.
sábado, 15 de septiembre de 2018 · 11:04

Fue una jornada de batacazos en el Rugby Championship. Los Pumas ganaron en Australia luego de 35 años sin victorias en esa tierra. Sin embargo, antes del duelo entre argentinos y australianos, los Springboks dieron el golpe del torneo y derrotaron a los All Blacks en Wellington por un ajustado marcador.

Los sudafricanos se llevaron el partido por 36-34, un marcador que refleja la paridad que existió en el choque entre estas dos potencias del rugby mundial. Eso también se vio reflejado en los minutos finales del partido dónde los locales estuvieron cerca de llevarse un triunfo.

Sudáfrica se quedó luego de ponerse 36-24 a los quince minutos del complemento. El equipo africano se vio superado por los locales que comenzaron a imponer su estilo de juego. Así, llegó el try de Codie Taylor para acercar a los neozelandeses y poner las cosas 36-29 a veinte minutos del final.

La diferencia parecía poca teniendo en cuenta la calidad de Nueva Zelanda, pero el tiempo comenzó a pasar y a quince minutos del final, Sudáfrica mantenía la ventaja. Sin embargo, Willie Le Roux cometió una infracción para evitar un try de los All Blacks por lo que vio la tarjeta amarilla y dejó a su equipo con un jugador menos en los últimos minutos.

Ardie Savea aprovechó la superioridad numérica y a seis minutos del final del duelo puso a Nueva Zelanda a tiro del empate. Sólo Beauden Barret debía anotar la conversión para que el local iguale el partido, pero increíblemente falló en su disparo a los palos y los Springboks conservaron la ventaja. Con la vuelta de Le Roux en los últimos minutos defendieron de manera heroica y se llevaron el triunfo.

Así, Sudáfrica se quedó con un triunfo sumamente importante. Consiguió vencer al campeón del mundo y rompió su invicto de tres años. También volvieron a ganar en Nueva Zelanda después de nueve años y ahora sueñan con poder coronarse en el Rugby Championship.