Se lanzaría en el 2020

Pichot defendió la Liga Mundial de rugby que tendría ascensos y descensos

El argentino, vicepresidente de la World Rugby, se expresó en su Twitter tras las críticas de la Asociación Internacional de Jugadores.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 03:19

El argentino Agustín Pichot, vicepresidente de la World Rugby, respaldó la iniciativa de Liga Mundial con dos divisiones de 12 equipos y ascenso-descenso entre ambas. Mientras que se mostró en contra de un campeonato cerrado desfavorable para los países con menos recursos.

"No apoyaré nunca una Liga que cierra el camino a las naciones emergentes", manifestó la exestrella internacional a través de su cuenta de Twitter oficial, luego de la fuertes críticas que recibió por parte de la Asociación Internacional de Jugadores (IRP, por sus siglas en inglés).

"Mi posición y mi propuesta siempre han sido las mismas, desde el primer día: 12+12 (dos divisiones de 12 equipos cada una), con ascenso y descenso, y con bastante tiempo de descanso para los jugadores", argumentó el excapitán de los Pumas.

"No se ha decidido nada y dudo que esto (el proyecto) salga, pero continuaré intentándolo", enfatizó el según dirigente en importancia de la World Rugby, la federación internacional de este popular deporte.

La renovada competición, que la World Rugby planea lanzar en el 2020, juntaría a 12 seleccionados nacionales: los participantes del Torneo de las Seis Naciones (Inglaterra, Gales, Irlanda, Escocia, Francia, Italia) y los del Rugby Championship (Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Argentina), a los que se sumarían además Japón y Estados Unidos.

Las islas más pequeñas del Océano Pacífico (Fiyi, Samoa, Tonga), con tradición en este deporte pero cuya situación económica no es acorde al desarrollo de sus equipos, serían las grandes perdedoras con este nuevo certamen.

"Lamentamos la ausencia de un sistema de ascenso-descenso, algo que en nuestra opinión impide a los países emergentes a acceder a partidos de alto nivel, especialmente en el caso los equipos de Oceanía", se habían quejado desde la IRP.