Mercado de Pases

San Lorenzo podría perder a una de sus figuras

Gremio de Porto Alegre viene a la carga por uno de los jugadores más importantes del equipo de Jorge Almirón.
lunes, 24 de diciembre de 2018 · 11:51

San Lorenzo se prepara para un año donde disputará cuatro competencias. El conjunto de Boedo jugará la Superliga Argentina de Fútbol, la Copa Argentina, la Copa de la Superliga y su mayor desafío: la Copa Libertadores de América. Para afrontar estos torneos el conjunto dirigido por Jorge Almirón necesita sumar refuerzos ya que el Ciclón tiene un plantel corto a pesar de las incorporaciones que ya cerró.

Todo podría complicarse para el conjunto azulgrana ya que podría perder a su capitán. Gremio de Porto Alegre necesita un goleador y el apuntado es Nicolás Blandi. El delantero del Ciclón es una de las opciones que maneja el conjunto brasileño si no se da la llegada de Mauro Boselli. El exjugador de Estudiantes de La Plata es el delantero que pretenden en Brasil, pero su llegada está complicada por lo que el futbolista de San Lorenzo comienza a entrar en consideración.

No trascendió ninguna oferta del Tricolor por Blandi, pero en caso de que se haga el pase, la operación sería millonaria. Es que según reveló Globo Esporte, Gremio de Porto Alegre está dispuesto a poner hasta siete millones de dólares por un centrodelantero. Una cifra difícil de rechazar para el conjunto presidido por Matías Lammens que no atraviesa un buen momento desde lo económico.

Esta no es la primera vez que Gremio tiene interés en el delantero principal del Ciclón. Durante 2017, el conjunto de Boedo recibió una oferta por parte del conjunto brasileño que rechazó tanto el club como el jugador. En ese momento, el conjunto que disputará la Copa Libertadores la próxima temporada estaba dispuesto a pagar cerca de seis millones de dólares por la totalidad del pase del jugador.

Cabe destacar que en caso de que aparezca la oferta, quien tomará la decisión de continuar o dejar el club será el propio jugador ya que su clausula de salida es de solo cinco millones de dólares. De todas maneras, el delantero surgido en Boca tiene contrato con el Ciclón hasta 2020 y en la dirigencia de San Lorenzo sueñan con que lo cumpla.