Copa Libertadores

El insólito logro de San Lorenzo

El Ciclón volvió a la victoria ante Junior de Barranquilla y consiguió acercarse a uno de sus mejores arranques en el certamen continental.
viernes, 15 de marzo de 2019 · 10:13

La Copa Libertadores y San Lorenzo no tienen la mejor relación. El certamen continental, que el Ciclón ganó por primera y única vez en 2014 de la mano de Edgardo "Patón" Bauza, siempre le resulta complicado al elenco azulgrana. Sin embargo, este torneo sirvió para que el equipo de Jorge Almirón vuelva al triunfo después de 15 partidos consecutivos sin sumar de a tres, en una de sus peores rachas históricas.

Esto se rompió con el triunfo por 1-0 ante Junior de Barranquilla. El tanto de Román Martínez sirvió para descomprimir el ambiente en el mundo San Lorenzo. Es que el entrenador, Jorge Almirón, y gran parte de los jugadores son discutidos por los hinchas pero esta victoria sirvió para calmar los ánimos en Boedo.

Además, este triunfo logró algo impensado. Es que con los cuatro puntos que suma en este inicio del torneo, el Ciclón tiene su mejor arranque de Copa Libertadores en los últimos 27 años. La última vez que había sumado más de cuatro unidades en el inicio de este certamen fue en 1992, cuando ganó los dos primeros partidos de su grupo y se quedó con los seis puntos en juego.

Desde 1992, hasta el 2019, el Ciclón jugó en doce oportunidades la Copa Libertadores y jamás había tenido una performance así, ni siquiera cuando logró ser campeón hace cinco años atrás. Es que ese equipo del Patón, solo había conseguido tres puntos en el inicio del torneo y, de hecho, estuvo a punto de quedar eliminado en la fase de grupos pero logró una increíble clasificación en la última jornada.

En las últimas dos ediciones en las que participó, 2016 y 2017, tuvo su peor arranque histórico cosechando solo un punto en la primera competencia y ninguno en la siguiente. Paradójicamente, clasificó a octavos de final en la edición 2017, mientras que en la 2016 quedó en el camino. Ahora San Lorenzo tratará de utilizar la victoria sobre Junior como un trampolín para mejorar su performance en la Superliga y salir de ese incómodo último lugar.