Duro testimonio

El calvario del tenista argentino que denunció arreglo de partidos

Marco Trungelliti sufre una fuerte resistencia de sus colegas que lo ven como el gran culpable de las suspensiones de Nicolás Kicker, Patricio Heras y Facundo Coria.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 09:10

Marco Trungelitti es uno de los tantos tenistas argentinos que intenta dar el salto y posicionarse entre los 100 mejores del mundo. Por este motivo, el santiagueño no es de los tenistas argentinos más conocidos, pero su nombre resonó en los últimos tiempos por estar involucrado en la investigación de la TIU, el organismo que lucha contra la corrupción en el tenis.

Trungelitti no estuvo involucrado en la causa como un sospechoso sino que fue quien denunció el arreglo de partidos en este deporte. Por esta razón, el santiagueño vive un calvario ya que tres de los suspendidos fueron tenistas argentinos. "En una cena del equipo de Copa Davis, en las semifinales en Glasgow, conté lo que me había pasado. Y ahí la cagué. Yo pensé inocentemente que todo lo que se hablaba en la Davis quedaba ahí, como se han hablado un montón de cosas, y sin embargo lo han esparcido por todos lados”, comentó en dialogo con La Nación.

“ De ahí salió el rumor y en el circuito varios me vinieron a encarar", agregó. "Hay tanta hipocresía que muchos hacen de cuenta como que no pasa nada. Dicen: 'Este vende partidos', pero después van y se entrenan juntos. Esas cosas no las comparto. Si estás en contra de la corrupción y después te vas a cenar con esa persona en un torneo, no lo entiendo", destacó el santiagueño de 29 años.

Por otro lado, Trungelittti, que reside en Barcelona, se refirió a sus problemas para jugar en nuestro país. "No quiero venir más a los torneos de la Argentina. Pero así como se empeoró la relación con mucha gente, otra se me ha acercado más porque sabe cómo viene la mano. A mí no me divierte ni un poco venir a un torneo, que uno u otro no me salude, y es gente que ni siquiera se ha dignado a preguntarme qué pasó”, remarcó.

“Hubo gente que dijo que yo era una lacra humana y recién después se acercó a preguntarme qué pasaba realmente", añadió. "Uno de los tres jugadores argentinos dice que yo le tenía bronca y que por eso lo denuncié. Que la TIU me enganchó arreglando partidos y que si yo canjeaba información y vendía compañeros, me reducían la sanción. Totalmente falso", concluyó Trungelitti que vive un calvario por denunciar estas prácticas desleales.

Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias