Declaraciones

“Estoy quemado, no aguanto más”

Marco Trungelliti, tenista argentino que denunció el arregló de partidos, relató cómo se siente al volver al país luego de brindar su testimonio contra la corrupción.
lunes, 11 de febrero de 2019 · 09:34

Marco Trungelliti reside en Barcelona desde hace algunos años. El tenista santiagueño decidió vivir en Europa para poder disputar más torneos y no sufrir con las grandes distancias que separan a nuestro país del resto de mundo. Desde ese lugar, denunció el arreglo de partidos en el tenis y desde entonces vive un calvario debido al destrato de sus propios colegas.

Este destrato se acrecienta cuando vuelve a la Argentina de donde eran tres de los acusados. Por eso, en dialogo con el diario La Nación, Trungelitti detalló cómo han sido sus últimos años en el circuito profesional. “LA TIU quiso que yo prestara testimonio en los juicios de Coria, Kicker y Heras. Yo no sabía que ese juicio existía. Sabía que nadie lo iba a tomar bien, pero no me dieron opción de retirarme. Tuve que decir lo que me había ocurrido en 2015 frente a los tres argentinos. Fue horrible”, aseguró.

“Los abogados de los chicos dijeron que yo estaba haciendo esa denuncia porque tenía mala relación”, añadió. “Pero eran todas estupideces porque no tenía nada que ver. Me atacaban creyendo que yo los había denunciado y no es verdad: yo denuncié a una persona y esa estaba unida a ellos .No fui ahí para juzgar a nadie, conté solo lo que me pasó a mí", destacó.

Por otro lado, reveló como vive estos momentos en el país mientras se preparaba para jugar el Argentina Open. “Mi cabeza es una fogata. Estoy quemado. Desde que llegué a la Argentina que prácticamente no duermo. Siento que si miro mal un poco a uno me quiere cagar a piñas. No soy ni topo ni buchón. No aguanto más", comentó.

“Hoy siento una difamación constante. Es como si yo estuviera en juicio”, añadió. “ Voy a un torneo y viene uno a decirme si es verdad lo que hice, si le corté la carrera a uno o a otro. Me da impotencia. ¿Quién me apoya? Muchos de los que estaban en la Copa Davis en 2016", destacó el santiagueño.

Por último, se refirió a su futuro en el circuito profesional. “Ahora estoy un poco mejor en la cancha, pero al principio fue duro porque no esperaba que mis colegas me dieran la espalda. Tener que estar dando explicaciones, reventar raquetas por todos lados., quemé, no tenía ganas de entrenar ni de jugar", concluyó Trungelliti.

Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias