ARGENTINA

Escándalo mundial: los argentinos que figuran en el listado de Panamá papers

En la lista figura Mauricio Macri, Lionel Messi y un exsecretario de Néstor Kirchner
domingo, 03 de abril de 2016 · 17:46

ARGENTINA (Redacción) ─ Decenas de argentinos se vieron involucrados en una descomunal operación de lavado de dinero en Panamá. Incluso algunas publicaciones nacionales arriesgan en 546 el número de argentinos involucrados.

Ello tras una filtración de más de 11 millones de documentos de sociedades registradas en paraísos fiscales que expondrá, a partir de hoy, a presidentes, empresarios, estrellas del deporte, celebridades y otras personalidades de todo el mundo que mantuvieron en secreto sus movimientos offshore.

Se trata de la investigación Panamá Papers, impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en ingles) y por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, que brindará detalles sobre los negocios de 128 políticos y funcionarios del mundo.

En la investigación surgieron nombres de decenas de argentinos  destacados, entre ellos el presidente de la Nación Mauricio Macri , el astro del fútbol Lionel Messi, Daniel Muñoz (ex secretario privado de Néstor Kirchner), el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, y empresarios ligados al kirchnerismo.

Esta publicación con sede en Munich fue la que recibió los millones de registros de una fuente confidencial y los compartió con ICIJ, que convocó a periodistas socios en todo el mundo. Los medios que participaron de la investigación no pagaron por el acceso a la información. 

El escándalo se hace público desde hoy y durante los próximos días, cuando la investigación comenzará a ser publicada en simultáneo en más de un centenar de diarios, canales, radios y sitios webs que forman parte del proyecto, entre ellos los diarios The Guardian, Le Monde, el Miami Herald, la BBC y la televisión pública alemana NDR.

Del trabajo participaron 376 periodistas de 76 países que trabajaron de forma colaborativa durante un año, compartiendo hallazgos e información sobre los respectivos países.  De la Argentina, tuvieron acceso exclusivo a los archivos Canal 13 / TN y el diario La Nación.


Qué es Mossak Fonseca

Mossack Fonseca es un estudio panameño con sucursales en 48 ciudades del mundo, conocido por crear y administrar sociedades offshore, fundaciones y fideicomisos en paraísos fiscales, informa Data 24. 


Las sociedades offshore son empresas que no registran ninguna actividad económica o comercial real. Si bien no es ilegal tener una firma en un paraíso fiscal, en muchos casos suelen ser utilizadas para transferir dinero, realizar operaciones financieras o abrir cuentas bancarias en el exterior, con atractivos beneficios impositivos y sin que se conozca a sus reales dueños.


Como parte de sus servicios, Mossack Fonseca ofrece la gestión de apertura de esas sociedades o la venta de una ya conformada; su administración a través de un manager propio o de otras sociedades creada por ellos: los directores, que suelen ser panameños y cumplen un rol formal; y hasta incluso, en algunos casos, los accionistas que van a aparecer en los registros, para evitar que se conozca el nombre real del beneficiario final.

Los archivos van desde 1977 hasta diciembre del 2015, y contienen información sobre 214.488 entidades offshore conectadas a personas en más de 200 países y territorios. Incluyen desde correos, formularios financieros y registros corporativos, hasta documentos y pasaportes que identifican a los propietarios de cuentas bancarias y compañías en 21 jurisdicciones offshore, desde Nevada a Singapur y las Islas Vírgenes Británicas.

La mayor parte de los servicios que la industria offshore provee son legales si los utilizan quienes obedecen a la ley. Pero los documentos demuestran que bancos, firmas legales y otros actores offshore no siempre siguieron los requerimientos legales para asegurarse de que sus clientes no estén envueltos en, por ejemplo, posibles maniobras de evasión de impuestos o lavado de dinero. En algunas instancias, según muestran los archivos, intermediarios offshore se protegieron a sí mismos y a sus clientes ocultando transacciones sospechosas o alterando registros oficiales.

 

Los argentinos del listado


Entre la extensa lista de apoderados, accionistas o beneficiarios finales de empresas creadas en paraísos fiscales que surgen de los archivos de Mossack Fonseca, aparecen también funcionarios y políticos argentinos, allegados, y empresarios de nuestro país.

Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas o las Islas Caimán son algunos de los destinos elegidos por los argentinos para operar offshore, debido a las ventajas fiscales y el anonimato. Algunos de esos nombres son por ejemplo el de Mauricio Macri; el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, y el de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner.


Macri, junto con su padre Franco y su hermano Mariano fueron administradores de Fleg Trading Ltd, constituida en Bahamas en 1998 y disuelta en enero de 2009, un año después que Macri asumiera como jefe de gobierno porteño. En esa sociedad, Mauricio Macri figuraba como vicepresidente y director.


Sin embargo, ya en la Jefatura de Gobierno de Buenos Aires, no informó su vinculación con Fleg Trading en sus declaraciones patrimoniales del 2007 y el 2008.


Su vocero, Iván Pavlovsky, explicó esa omisión en el hecho de que Macri "no tenía participación accionaria” en Fleg Trading Ltd. "La sociedad –argumentó- fue utilizada para vehicular participaciones en Brasil y guardaba relación con el grupo empresarial de su familia. Es por esta razón que Mauricio Macri hizo de vez en cuando de administrador". También negó que el Presidente hubiera cobrado honorarios por su cargo de director de esa compañía, indica Data 24


El actual intendente de Lanús y ex ministro de Hacienda del Gobierno porteño, Néstor Grindetti, también aparece en los archivos de Mossack Fonseca. Hombre de confianza de Macri, trabajó más de 25 años para el grupo empresarial fundado por el padre de Macri, y luego dirigió la fundación Creer y Crecer, del PRO.


Entre julio de 2010 y junio de 2013, mientras era ministro de Hacienda de la Ciudad, Grindetti tuvo un poder general sobre la firma panameña Mercier International SA, para actuar en nombre de la empresa, e incluso operar una cuenta de la firma en el banco suizo Clariden Leu Limited. Las únicas acciones de Mercier eran al portador, un instrumento que ayuda a ocultar la titularidad de las sociedades. Grindetti no reveló su vinculación con Mercier ni la cuenta bancaria en Suiza en sus declaraciones patrimoniales anuales desde 2010 a 2013.

Su vocero Fabián Fernández, informó que Grindetti tenía ese poder de Mercier Internacional con la intención de hacer una inversión en el exterior, que finalmente no se concretó, entre otros motivos, "por el cepo cambiario”. Frente al pedido de mayores precisiones, no identificó a quienes "lo invitaron a invertir” ni a posibles accionistas de esa empresa off shore.

Según las explicaciones que dio su vocero, Grindetti no habría llegado a poner dinero en la sociedad, y como no tuvo movimientos de fondos ni activos, no la incluyó en sus declaraciones juradas. Respecto de la cuenta en Suiza y el poder que tenía para operar con ella, dijo que el exfuncionario de Macri no la recordaba, así como tampoco haber firmado ningún papel vinculado a ella.

Otro nombre que surge de los documentos, en este caso vinculado a Néstor y Cristina Kirchner, es quien fuera secretario privado del expresidente, Daniel Muñoz. Hombre de su extrema confianza durante todo su mandato, se mantuvo en su cargo durante los dos primeros años de Cristina Kirchner. En 2009 renunció, luego de ser imputado de enriquecimiento ilícito por el llamativo crecimiento patrimonial que tuvo junto con su mujer, Carolina Pochetti, la sobrina del exgobernador santacruceño Daniel Peralta. En 2013, fue señalado por la exsecretaria de Kirchner Miriam Quiroga como uno de los que habría ayudado a trasladar "bolsos de dinero" desde Buenos Aires a Santa Cruz. Fue imputado por lavado de dinero pero luego sobreseído en 2015 por falta de pruebas.

Su patrimonio al llegar a la Casa Rosada era de solo 14.000 pesos. Cinco años más tarde, acumulaba más de un millón, y pasó a vivir en una imponente casona de 1.000 metros cuadrados en el barrio porteño de Saavedra.

Ya fuera del poder, se dedicó a los negocios en distintos rubros en la provincia de Neuquén, que incluyó la explotación de un complejo turístico de cabañas en San Martín de los Andes. Con su mujer pasaron a ser socios en seis empresas y adquirieron unas costosa propiedad en una exclusiva zona de Villa La Angostura.

Al año siguiente de dejar su cargo en la Casa Rosada, Muñoz y su esposa Pochetti aparecen vinculados a Gold Black, una sociedad constituida en las Islas Vírgenes Británicas, que declaró como finalidad inversiones en el sector inmobiliario de EE.UU. Como origen de los fondos de la sociedad figura "ahorros personales". En enero de 2015, Muñoz y su esposa se convirtieron en accionistas nominales de Gold Black, con Mossack Fonseca como agente intermediario.

Sin embargo, tres semanas más tarde, el estudio panameño decidió renunciar por la relación de Muñoz con los gobiernos de los Kirchner. La renuncia se hizo efectiva en junio de 2015. El exsecretario del matrimonio Kirchner no pudo ser consultado para esta investigación ya que se encuentra en estado delicado de salud. 

¡También Messi!

El mejor jugador de fútbol del mundo, Lionel Messi, también aparece en los archivos de Mossack Fonseca ya que, junto con su padre, Jorge, son dueños desde el 2012 de una sociedad panameña llamada Mega Star Enterprises Inc. Entre los documentos se encuentra una carta de junio del 2013 dirigida al estudio panameño, firmada por los Messi, como responsables de Mega Star Enterprises Inc.

Esta firma no está incluida en la acusación de la Justicia española de julio del 2014 contra Messi y su padre, por evasión "consciente y voluntaria” de impuestos ante el Fisco español. Según la Fiscalía, los Messi utilizaron siete compañías creadas en paraísos fiscales para evitar pagar impuestos por 4,1 millones de euros por contratos publicitarios de Messi con distintas compañías internacionales. Por esta acusación, si bien el jugador ya pagó 5 millones de euros de impuestos adeudados, Messi y su padre irán a juicio en España el 31 de mayo próximo.