Golpe a Río Negro y Neuquén

Brasil cerró completamente el ingreso de manzanas y peras argentinas

Lo confirmaron desde el Senasa, tras una resolución publicada por el Ministerio de Agricultura del país vecino. La decisión se debe a la polilla del manzano.
miércoles, 27 de febrero de 2019 · 17:22

El Gobierno brasileño decidió hoy cerrar por tiempo indeterminado las puertas a las peras y manzanas producidas en el Alto Valle, debido a la presencia de la plaga Carpocapsa. El cierre de ese mercado clave fue confirmado por funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a productores de Río Negro y Neuquén.

Se trata de una noticia negativa para la economía de esas dos provincias, ya que las ventas al Brasil representan el ingreso de divisas por unos 150 millones de dólares anuales. La resolución fue publicada por autoridades del Ministerio brasileño de Agricultura (MAPA por sus siglas en portugués), y remitida al Senasa.

La Asociación Brasileña de Productores de Manzana (ABPM) había presionado para que el Gobierno de su país cerrara las fronteras a las importaciones de peras y manzanas provenientes de la Argentina. La carpocapsa, o polilla del manzano, es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Tortricidae: son muy conocidos en agricultura ya que sus larvas son gusanos comunes de ambas frutas.

La decisión llega en un contexto de profunda crisis por parte del sector que, solo por exportaciones, factura anualmente alrededor de 15.000 millones de pesos, de los que Brasil representa alrededor de 6.000 millones, unos 150 millones de dólares. "Se resuelve suspender el plan de trabajo que implementó el sistema integrado para el decrecimiento del riesgo asociado a la plaga de Cydia pomonella para la importación de las frutas frescas de pera (pyrus spp), manzana (malis spp) y membrillos (Cydonia de forma oblonga) procedentes de la República Argentina vigente desde noviembre de 2015", indica el texto con la firma de Carlos Goulart, director del Departamento de Sanidad Vegetal y Consumos Agrícolas (ABPM), publicado en el Boletín Oficial de Brasil.

Entre enero y febrero el Ministerio de Agricultura brasileño dispuso el rechazo de nueve camiones con peras y manzanas por un total de unas 200 toneladas, pero ahora se produjo un cierre completo. El presidente de la Federación de Productores de fruta de Río Negro y Neuquén, Sebastián Hernández, dijo que en la decisión influyó también el objetivo político de Brasil de proteger a sus productores. "Suspender las importaciones fue una medida política de Brasil porque el mercado que ellos tienen es enorme, hay espacio para todos y necesitan de nuestra fruta", señaló.

La Carpocapsa es conocida como gusano o polilla de la pera y la manzana, y puede expandirse entre las chacras, además de que afecta seriamente la calidad de la fruta de exportación la que, en teoría, debe tener color y formas "perfectas" en los mercados de mayor interés. Funcionarios del Senasa y de la Secretaría de Fruticultura de la Nación negocian una suspensión de la medida para que los camiones que esperan en la frontera y la fruta que permanece en frío en los frigoríficos del Alto Valle puedan comenzar a ingresar lo antes posible, indicaron fuentes oficiales.

El vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi, consideró que la suspensión es una "luz amarilla que pone Brasil". "Estamos trabajando desde cada uno de los sectores involucrados, públicos y privados, para lograr que se levante lo antes posible la suspensión", sumó. Importante resulta destacar que la Argentina exporta a Brasil unas 120.000 toneladas anuales de fruta desde el Alto Valle, de las cuales 90.000 son peras y 30.000 manzanas. La actividad de la fruta da empleo a más de 50 mil personas en Río Negro y Neuquén entre trabajos directos e indirectos.
 

Más de