DÓLAR EN ALZA

El dólar cerró a $ 42,50, pese a una nueva intervención del Banco Central

La entidad que preside Guido Sandleris, en su intento de frenar el alza de la divisa extranjera, volvió a subir la tasa de interés. A pesar de las maniobras, el dólar aumentó su valor.
martes, 12 de marzo de 2019 · 16:55

Después de que el dólar empezara a subir levemente el día de ayer, el Banco Central decidió volver a desdoblar la licitación diaria de Leliq en dos operaciones durante la rueda. La tasa volvió a subir y se ubicó en un promedio de 62,1%.

El dólar el día de ayer, llegó a 41, 26 pesos generando preocupación en la entidad que dirige Guido Sandleris. Hoy, nuevamente el Banco Central decidió mostrarse activamente con el cometido de frenar el alza de la divisa extranjera. Sin embargo, el dólar volvió a aumentar: 42, 50 pesos, el dólar mayorista, y el minorista cotizó a 42, 49 pesos.

La primera colocación de Leliq del día arrojó una suba en la tasa de interés, que se ubicó en un promedio de 61,2%, provocando nuevamente preocupación en los sectores productivos y las economías regionales. La suba de la tasa significó una suba de 1,3 puntos porcentuales con respecto al nivel previo. En la segunda licitación, la tasa siguió aumentando y llegó a 62,5%.

La tasa de referencia del Central se ubica en su valor más alto desde el 28 de noviembre, cuando llegó a 61,2%. A pesar de las maniobras de Sandleris, el aumento del dólar sigue siendo motivo de consternación para la economía argentina.

El economista Melconian hoy cuestionó el accionar del Banco Central y dijo: “No sé si hay paciencia para aguantar la recuperación del peso”, criticando las medidas macroeconómicas de la gestión de Mauricio Macri. Por otro lado, el vicepresidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina ya había advertido que las constantes subas del dólar se dan debido a que el “Gobierno entró en la trampa del dólar vs la tasa”.

Las pequeñas y medianas empresas, ante estas subas de la tasa de interés, la caída del consumo y su consiguiente imposibilidad de obtener financiamiento, se encuentran acorraladas en una economía que atenta contra su producción y desarrollo, generando un panorama de una recesión profunda.