INDEC

La capacidad instalada de la industria sigue en caída y llegó al 56,2% en enero

Es el registro más bajo desde julio de 2002.
martes, 12 de marzo de 2019 · 20:33

 La utilización de la capacidad instalada de la industria sigue en retroceso y durante enero el sector operó al 56,2% de sus posibilidades. Es el nivel más bajo desde julio de 2002, cuando el país atravesaba una crisis económica. 

Los datos fueron difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). El indicador de enero resultó 5,4 puntos porcentuales inferior al registrado en igual período del 2018 y 0,4% menos que en diciembre último.

Según el informe, casi la mitad de los sectores manufactureros utilizaron menos de la mitad de sus instalaciones para producir durante el mes. Entre los sectores más afectados se encuentra el rubro textil con un 31,4% y la industria automotriz con un nivel de actividad de apenas 15,7%.

La situación de rubro textil queda en evidencia cuando se realiza la comparación interanual: durante enero de 2018 el sector produjo al 57,2% de su capacidad, es decir, 25,8 puntos de caída en un año. Según el Indec el bajo nivel se explica "por la menor elaboración de hilados de algodón y de tejidos".

Otro de los bloques que experimentó fuertes caídas interanuales es el de alimentos y bebidas que este mes registró un nivel de actividad del 57,5% contra el 62,7% de 2018. "Se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, productos lácteos y en la molienda de oleaginosas", explicaron desde el organismo.

Desde el bloque de diputados nacional de Unidad Ciudadana cuestionaron las políticas económicas del Gobierno nacional: "Estos niveles escandalosos de capacidad instalada ociosa hablan de la destrucción de la demanda promovida por la política neoliberal", expresó Fernanda Vallejos, legisladora y economista.

También expresó que "a la industria el Gobierno le destruyó el mercado, cuando le vació los bolsillos a los argentinos", y agregó: "se siguen deteriorando la capacidad de consumo y el mercado interno y las condiciones para nuestra industria son cada vez peores".