CRISIS INMOBILIARIA

HSBC pide la quiebra del empresario Carlos De Narváez

Ribera Desarrollos se expone a una serie de demandas luego de haber llamado a concurso de acreedores.
martes, 05 de marzo de 2019 · 22:12

Malos momentos vive el empresario Carlos De Narváez, dueño de la firma Ribera Desarrollos SA, que durante el mes pasado llamó a concurso de acreedores y ahora convive con un pedido de quiebra a su nombre por parte del banco HSBC y una denuncia penal del Grupo Cohen.

Durante los primeros días de febrero, el líder de una de las desarrolladoras inmobiliarias más importantes del país y hermano del ex diputado nacional Francisco De Narváez, se presentó a concurso de acreedores para reestructurar una deuda que va de los 90 a los 200 millones de dólares.

En ese momento, Jorge Grispo, abogado a cargo de la firma, aseguró que "la decisión se tomó tras largos meses de negociaciones fallidas con los acreedores para proteger el patrimonio de la compañía y evitar los peligros que implican las ejecuciones individuales".

La mayoría de los acreedores de la empresa de De Narváez son bancos y el primero en dar un paso legal fue el HSBC, quien presentó ante el Juzgado Comercial 10 un pedido de quiebra a nombre del empresario y no de su firma, al verse perjudicados con el llamado a concurso por una cifra cercana a los 40 millones de dólares.

Anteriormente, había recibido una denuncia penal por parte de la sociedad de bolsa del Grupo Cohen, con quienes mantiene una millonaria deuda, que quedó radicada en el Juzgado Criminal Nº 53. Según varios de los acreedores de Ribera Desarrollos, la decisión del empresario de llamar a concurso es en realidad una estafa y no un fracaso financiero por la crisis que atraviesa el país. En ese sentido, se espera que salgan a la luz más denuncias para él y su conocida firma.

Cabe destacar que al momento de llamar a concurso por no poder asumir sus obligaciones financieras, la empresa se encontraba en medio de la obra del Complejo Al Río, ubicada en Vicente López frente al Río de La Plata, a la que le restan unos 80.000 metros de construcción.