ALERTA

Ahora, tasas contra India y Turquía: ¿consecuencias para la economía argentina?

Estados Unidos analiza aplicar impuestos al comercio con esos países. ¿Señal de alarma?
miércoles, 06 de marzo de 2019 · 06:49

 (ANSA) - El presidente estadounidense, Donald Trump, abre un nuevo frente en su guerra de impuestos y, mientras concluye las negociaciones con China, arremete contra India y Turquía, acción que podría afectar directa o indirectamente a la frágil economía nacional.

El magnate, agregó además el capítulo sobre agricultura en los coloquios con la Unión Europea, que continuarán el miércoles en Washington, en un encuentro entre la Comisaria Europea para el Comercio, Cecilia Malmstrom, y el representante estadounidense de esa cartera, Robert Lighthizer.

Trump notificó hoy al Congreso de su país que pretende revocar los beneficios para India y Turquía de una medida denominada Generalised System of Preferences (GSP). La misma garantiza actualmente a varios productos que ingresan desde economías emergentes y de bajos ingresos un acceso sin impuestos al mercado estadounidense.

La maniobra, que requerirá al menos 60 días para entrar en vigencia, fue motivada por el hecho de que ambos países ya no son calificados como "emergentes". Y, en el caso de India, se suma el fracaso de las negociaciones para garantizarle a Estados Unidos un mercado "razonable y equitativo" y equilibrar un déficit comercial de 27.300 millones de dólares. India era el país más beneficiado por el GSP y el fin de ese programa es la acción punitiva más dura de Trump contra una nación asiática, después de la avalancha de impuestos aplicada a China.

De hecho, en 2017, las exportaciones libres de impuestos a Estados Unidos desde India fueron equivalentes a 5.600 millones de dólares, poco más del 11% de los alrededor de 48.000 millones de dólares de bienes exportados a Estados Unidos en aquel año. Sin embargo, Nueva Delhi aceptó la decisión de Washington con calma budista. Un portavoz del ministerio de Comercio indio aseguró que no habrá represalias comerciales -ya que se reducen los beneficios del SGP a sólo 250 millones de dólares anuales- y reconoció que India ya no es un país en vías de desarrollo. Las tensiones entre Washington y Nueva Delhi surgieron tras la introducción de nuevas reglas sobre el comercio electrónico, que limitan los negocios de empresas líderes estadounidenses como Amazon y Walmart (que compró la india Flipkart). Una ofensiva que se produjo tras el aumento de los impuestos sobre productos electrónicos y teléfonos inteligentes, además de la obligación de Mastercard y Visa de mantener sus datos en la India.

Turquía, en cambio, reaccionó con más enojo. La ministra turca de Comercio, Ruhsar Pekcan, sostuvo hoy que la de Washington es "una decisión paradojal respecto al objetivo de un volumen de intercambios de 75.000 millones de dólares acordado por ambos países". "Esta decisión dañará sólo a las pequeñas y medianas empresas y a los productores estadounidenses", escribió en Twitter.

Además, Pekcan recordó que en el marco del GSP, durante los primeros 11 meses de 2018, Turquía exportó a Estados Unidos 1.740 millones de dólares, lo que convirtió a su país en el quinto proveedor más importante de la nación norteamericana, entre los países emergentes.

La decisión de Trump podría agudizar las tensiones con el aliado de la OTAN, que coquetea con Rusia, con quien mantiene tratativas para crear una zona de seguridad en Siria para los kurdos, aliados de Washington. 

Más de