CRISIS ECONÓMICA

El consumo cayó un 8,7% y se ubica en niveles similares a los del 2002

Así lo dio a conocer un relevamiento privado de la consultora Scentia para el consumo durante marzo.
martes, 16 de abril de 2019 · 22:36

Con los nuevos datos de la inflación de marzo (escaló un 4,7% y se acerca al 55% en apenas un año), llegan también otras cifras preocupantes. De acuerdo con un relevamiento privado de la consultora Scentia, las ventas de los productos que integran la canasta básica registraron en el último mes una caída del 8,7% en volumen.

Con la baja de marzo, los primeros tres meses del año acumulan una contracción del 7,3%, según la medición de la consultora, que realiza esta medición desde hace tres años. 

"Para nosotros se trata de la baja más pronunciada desde que comenzamos a medir la evolución de la canasta básica, superando incluso a la que se había registrado en agosto de 2016. Para encontrar un número más negativo hay que retrotraerse a la crisis de 2002/03", explicó Osvaldo del Río, director de Scentia.

¿Cuáles fueron los sectores más afectados durante marzo? El rubro de bebidas sigue siendo el más castigado, en especial las que no tienen alcohol, con una caída del 14,2%, algo que se explica con la posibilidad de reemplazar los jugos y gaseosas por el agua. Le sigue luego el segmento de "limpieza de ropa y hogar", con una baja del 12,3%; más atrás figuran los rubros "perecederos y frío"; "bebidas con alcohol" e "impulsivos", los tres con retracciones superiores al 10%. Los alimentos que se consumen para el "desayuno y la merienda" registraron una baja del 7,4%; "higiene y cosmética", del 7,2% y el rubro "alimentación", 6,3%.

En la consultora destacaron que la baja del consumo interanual se explica porque el punto de comparación se realiza contra los primeros meses de 2018, que habían sido especialmente positivos para el gasto del público en general. "También es importante tener presente que estamos comparando contra un marzo con Pascuas (el de 2018), mientras que este año la fiesta, que mueve el consumo, cae en abril, así que lo podemos considerar como un atenuante", precisaron en Scentia.

El derrumbe en las góndolas fue acompañado por una fuerte escalada en los precios. Según Scentia, en promedio la suba acumulada en doce meses en la canasta básica se ubicó en 51,8%. En el análisis detallado, los más afectados continuaron siendo los pequeños autoservicios, con una caída en las ventas que llegó al 10% contra el 7,2% que retrocedieron las cadenas de supermercados.

"Las transacciones sufrieron una retracción en los autoservicios independientes de -5%, mientras que en las cadenas fue de apenas -0,1%. En cuanto a los valores de los tickets promedio, siguen creciendo en menor medida que la inflación, pero los autoservicios a pesar de caer más en unidades, tienen una variación mayor que las cadenas. Seguramente la diferencia de precio entre estos canales explique esto", señalaron desde la consultora que difundió el estudio.