¡OMG!

La increíble fantasía de Katy Perry con… ¡Tom Cruise!

La estrella de Hollywood compartió con todos sus seguidores una divertida historia de cuando estaba por cumplir 12 años.
martes, 15 de enero de 2019 · 23:50

La mayoría de las personas guarda admiración por una celebridad o un personaje importante, incluso algunos tienden a tener fantasías con sus ídolos, como es el caso de Katy Perry, que acaba de compartir una divertida anécdota de su infancia que incluye nada menos que al actor Tom Cruise. A través de su cuenta de Instagram, la cantante reveló cómo un día la suspendieron de la escuela por hacer una escena indecorosa en plena escuela.

Katy mostró un documento con fecha de noviembre de 1996 proveniente de la escuela a la que asistía en California: una suspensión por incurrir en varias faltas. Según se lee en la hoja, llegada la hora del receso, Perry estaba con un grupo de amigas en una zona fuera de los límites permitidos. "Katy pretendía que un árbol era Tom Cruise y empezó a hacer movimientos sexuales al árbol (empujones pélvicos)".

Cabe destacar que la escuela era cristiana y le reprocharon varios incidentes en los que tuvo faltas graves: decir “malas palabras”, usar el nombre de Dios en vano o participar en juegos como verdad o reto o “la botella” fueron suficientes para llamarle la atención a la intrépida jovencita. Otro de los motivos de sanción fue bailar “La Macarena” fuera de su salón con movimientos "descritos por una maestra como si fueran de bailarina exótica".

Además, la intérprete de “Firework” también usaba tops que dejaban al descubierto su abdomen, lo que su madre prometió no volvería a suceder. En otra de sus historias en la popular red social, Katy mostró a su madre, Mary Hudson leyendo la hoja de sanción. En 2017 la artista reveló durante una entrevista a Voge otra anécdota de la misma época de la suspensión y contó cómo fue su primer beso francés.

"Mi primer beso francés fue cuando iba en sexto grado en Big Bear, California. Me la pasaba con esta chica de la iglesia que tenía una reputación. Ella tenía una fiesta mixta y a mí no me permitían ir a fiestas mixtas hasta que fuera en octavo grado, pero fui de cualquier manera. En la fiesta jugamos a girar la botella. Llegó mi turno y giré la botella y de pronto sentí que tenía un pescado húmedo en mi boca. Ese fue mi primer beso. Cuando estás en sexto grado no hay arte en el beso francés, (…) en vez de eso se sentía como si tu boca estuviera invadida por una babosa", dijo en esa oportunidad.

5
2
87%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
12%
Indiferencia