PARA MORIR DE AMOR

¡El tierno video de Mirko y Felipe dándose un dulce abrazo!

El bebé de Marley y el niño de Florencia Peña sellaron su amistad. ¡Dale play al video!
viernes, 01 de marzo de 2019 · 12:59


Marley y Florencia Peña construyeron una gran amistad y parece que sus hijos siguen el mismo camino. Mirko y Felipe tienen la misma edad y pasan mucho tiempo juntos dado que sus papás se reúnen constantemente. De tanto verse los pequeños ya se tomaron mucho cariño y así lo pusieron en evidencia en un video donde se dan un dulce abrazo.

Florencia compartió una filmación en su cuenta de Instagram en donde se ve al bebé del conductor mostrándole su cariño a su amigo. El niño abraza fuerte a Feli y, luego, aplaude con felicidad su ocurrencia mientras es animado por su papá y la bella actriz. “Finalmente, nació el amor”, escribió la intérprete al pie de las imágenes. Inmediatamente la publicación se llenó de likes y muchos comentarios halagando el gesto de los niños.

Cabe recordar que el periodista tiempo atrás confesó que le gustaría que su bebé tuviera una hermanita. “Me encantaría tener la nena con la misma donante de Mirko pero todavía no inicié el trámite. Lo postergué ya que es tanto el tiempo que te lleva el proceso y la crianza de un hijo que no quiero hacer las cosas con apremio. Lo pensaré y realizaré bien cuando regrese de viaje a mediados de año con el programa Por el Mundo”, contó en dialogo con la revista Caras.

“Nos mensajeamos permanentemente. Le envío fotos de Mirko o me comenta junto a su marido las publicaciones que comparto en mis redes. Ellos siguen minuto a minuto el crecimiento de mi hijo: en particular, por ser centroamericana, estaba orgullosa cuando vio el video de Barack Obama jugando con Mirko. También me dijo que no podía creer que el bebé que tuvo en su vientre ya conoció a Diego Maradona, Lionel Messi y el Papa Francisco”, siguió.

Y concluyó con felicidad: “Si existe un Dios siento que me ha tocado con una varita mágica y dado cosas hermosas para disfrutar en la vida. Creo que uno se esfuerza y busca el destino, no es todo automático. Pero la verdad es que el cariño desbordante que recibo todos los días es una bendición, algo invaluable”.