¡TERRIBLE!

La durísima reflexión de Jorge Rial: “Lo dejé sin trabajo, es verdad, pero hubiera…”

El conductor recordó la fuerte pelea que tuvo con un excolega de América. ¡Enterate de todo!
lunes, 11 de marzo de 2019 · 07:34

Jorge Rial es uno de los periodistas más famosos del mundo del espectáculo. Su información, sus durísimas frases y su presencia le dieron un lugar importante en el los estudios de América, donde permanece hace casi veinte años. No obstante, a lo largo de su exitosa carrera tuvo que enfrentarse a muchísimas polémicas que jamás terminan de extinguirse.

Casualmente, esta semana en Intrusos volvió a recordar su fuertísimo cruce con uno de sus colegas. “El día que Lucho Áviles me difamó en cámara fui y le pegué una trompada sin vueltas. Y no me arrepiento. Le agradezco un montón de cosas. Me dio la oportunidad de hacer televisión antes que nadie, pero yo también le di muchísimo a él”, arrancó a contar el reconocido conductor

Aquel viejo conflicto se desató por un comentario al aire de Áviles, según Rial. “‘Uno de los que sacó plata del corralito fue un conductor de un programa de espectáculos de un canal de La Plata’. Decir eso, tras la crisis de 2001, era encasillarte en una lista de traidores a la patria”, aseguró el papá de Morena, muy furioso.

“Lo esperé al otro día en el pasillo del canal. Estaba furioso. Lo encaré de una y se quiso pasar de vivo: ‘¿Para qué carajo mentís con eso? Yo no saqué nada’. Me respondió: ‘Qué se yo por qué lo dije. Tenía la información y la tiré. Y, además, a vos no te tengo que dar explicaciones’. No le dije nada más. Le tiré una trompada en medio del mentón y lo impacté de lleno”, continuó.

“Estaba sacado. ‘¡Decidan ustedes, es él o yo, decidan!’, repetí la frase a las autoridades de América. Por suerte, decidieron por mí. Lo dejé sin trabajo, es verdad, pero hubiera pensado antes de decir semejante disparate de un compañero. Era un gran conductor, pero tenía esas cosas”, cerró el presentador sobre el antiguo conductor de Indomables. Cabe destacar que algo de esta dramática historia fue narrada anteriormente por Jorge en su autobiografía Yo, el Peor de Todos.