¡LO DIJO!

“Es el día de hoy que me arrepiento… ella era preciosa", la inesperada confesión de Guido Kaczka

El conductor de El Trece reveló al aire una anécdota de su adolescencia. ¡Entrá y enterate!
domingo, 03 de marzo de 2019 · 23:25

Guido Kaczka es uno de los conductores más importantes de la televisión argentina. Luego de haber estado muchos años en pareja con la actriz Florencia Bertotti, finalmente decidieron tomar caminos distintos, formar cada uno su familia. El año pasado, el famoso que comenzó como actor, decidió sellar su amor con su mujer, por lo que celebraron una boda a la que estuvieron invitados varias celebridades.

Feliz por el éxito que tiene en la televisión y por su buen momento sentimental, Guido se muestra siempre como una persona humilde, y muy espontánea. Sin pudor de contar algunas cosas sobre su vida, el presentador se animó a revelar una situación que vivió en el pasado, dejando a la vista que su talento no está para nada en el arte de seducir. Por eso se rio de sí mismo contando lo mal que le había salido un amor frustrado con una chica que le encantaba.

En su programa de radio “No está todo dicho”, que se emite por La 100, el conductor relató una divertido recuerdo que hasta el día de hoy admite lamentar, aunque ya pasaron varios años de lo sucedido. Él se remonta a su época de adolescente y admitió que no supo cómo conquistar a una compañera del colegio que le gustaba mucho.

“A mí me pasó. Esa vez… ¡esa piba me estaba encarando! Me acuerdo cuando fuimos a un cumpleaños de 15 y una que a mí me encantaba y viene la música 'Oh l’ Amour' (el hit de la banda Erasure), en ese momento me dice ella: ‘Bueno Guido ahora hay que ponerse romántico’”, empezó contando sobre su fracaso como seductor.

Kaczka reconoció que, en ese momento, no fue capaz de darse cuenta que la chica le estaba dando la oportunidad de acercarse a ella. “Yo no reaccioné y me puse a bailar todo fuerte y me olvidé”, contó Guido, mientras los demás compañeros de la radio se reían de la situación.

“Es el día de hoy que me arrepiento… ella era preciosa, como si tuviera un aura… y de ahí nunca pasó nada. Después todo era trastabillar en el colegio, no podía acercarme a ella. El día que fuiste ingenuo, el día que tendrías que haber dado el paso y no lo diste…”, finalizó su reflexión el conductor, quien reconoció que después de ese error, nunca más tuvo una chance tan clara para poder seducirla.