¡Uau! ¡Es muy fuerte!

"Le habrían pagado a... por ser el entregador. Es un mentiroso serial y tiene problemas con las adicciones" ¡Fuerte acusación de Ulises Jaitt!

El hermano de la modelo y conductora fallecida reveló información desconocida y se generó un gran escándalo.
jueves, 07 de marzo de 2019 · 14:14

La muerte de Natacha Jaitt sigue generando repercusiones y todavía resulta muy difícil para los policías encargados de investigar el caso llegar a conclusiones que apunten a un sospechoso determinado; sin embargo, el hermano de la joven fallecida parece haber logrado importantes avances realizando una investigación por su cuenta y de eso, precisamente, estuvo hablando en Los ángeles de la mañana, el programa de Ángel de Brito que se emite por Canal 13:

Ulises Jaitt: "Sospecho de todos, acá hay un complot, esto fue digitado y lo único que me falta saber es de dónde salió todo esto. Tengo mucha bronca y dolor... De acuerdo a la investigación que hice, tienen que quedar todos detenidos. Le habrían pagado a Velaztiqui Duarte por ser el entregador. Además, él manipuló el cuerpo de mi hermana. Está comprobado por las cámaras que lo movió y que también se llevó el celular de Natacha de la habitación y lo dejó en su auto. Hay un punto ciego en otro sector del salón en el que Velaztiqui Duarte se detuvo con el celular y estuvo cinco minutos. ¿Qué hizo con el celular en esos cinco minutos? ¿Qué borró? ¿Qué se llevó?”.

Ángel de Brito: “¿Qué podría haber tenido Natacha en el celular?”.

Ulises Jaitt: “Natacha le había dicho al abogado que quería hacer una nueva denuncia y que tenía un video que comprometía a unos políticos que estuvieron en la primera cena en la Tía Ñata, cuando fue con Lissa Vera y Velaztiqui Duarte”.

Andrea Taboada: “Eso fue el 14 de febrero”.

Ulises Jaitt: “Según los estudios, Velaztiqui Duarte es la única persona que no consumió cocaína. Yo averigüé y él es un supuesto consumidor de estupefacientes. Es un mentiroso serial y tiene problemas con las adicciones. Si ese día no consumió es porque se quería asegurar el trabajo pago de que se termine con la vida de mi hermana”.

Por supuesto, las palabras del hermano de Natacha deberán chequearse con hechos y declaraciones que puedan presentarse ante el juez correspondiente; hasta el momento, lo único cierto es que la policía no tiene pruebas para detener a nadie y todavía está llevándose a cabo una profunda investigación para intentar determinar si la muerte de Natacha fue resultado del consumo de sustancias prohibídas o un asesinato ordenado por una persona que buscaba callarla por temor a lo que pudiera revelar ante los medios de comunicación.