Buenos Aires 2018: La gente dice presente en los estadios