PAZ MENTAL

La más peligrosa de todas: la depresión sonriente

Expertos alertan que hay más probabilidades de suicidio con este tipo de depresión.
martes, 26 de febrero de 2019 · 10:48

Nunca está de más saber y reconocer cualquier síntoma que, tarde o temprano, nos haga mal. Nos han dicho que sonreír es señal de estar feliz, sin embargo no siempre es así, porque hay quienes pueden aparentar tener una vida sin preocupaciones, pero en realidad sufren la llamada depresión sonriente.

De acuerdo a la experta en ansiedad y depresión, Olivia Remes, de la Universidad de Cambridge, el término clínico para este problema es depresión atípica y es más peligrosa que los otros tipos de depresión. ¿Cómo detectarla?

A continuación, algunas señales comunes reproducidas en el sitio especializado Su Medico.

Depresión sonriente

La depresión sonriente es difícil de identificar porque quien padece la enfermedad sabe enmascarar su estado de ánimo real con muestras de felicidad. En muchos casos, aparentan que no tienen motivos para estar tristes, porque tienen un trabajo estable, casa, amigos e incluso una pareja e hijos.

Sin embargo, hay algunas señales que podrían indicar cuando una persona sufre este tipo de depresión. Conocerlas puede ayudarnos a detectar cuando alguien o nosotros mismos lo padecemos. Los síntomas pueden variar de persona a persona, pero en general podemos enumerar los siguientes:

1. Mejora temporal del estado de ánimo cuando hay buenas noticias o momentos positivos, como al recibir un mensaje o recibir una felicitación en el trabajo.

2. Aumento del hambre y del peso.

3. Dormir mucho más de lo normal pero seguir sintiendo mucho sueño durante el día. (En otros tipos de depresión la persona duerme poco).

4. Sensación de pesadez en brazos y piernas en intervalos del día.

5. Intensa susceptibilidad a la crítica y el rechazo.

Esta depresión es más peligrosa que las otras porque la persona muestra que se siente bien, pero en el fondo tiene una profunda tristeza.

Complicaciones

Muchas veces el afectado tarda mucho tiempo en buscar apoyo emocional, porque no reconoce que padece una enfermedad. Aunado a ello, las personas susceptibles a desarrollarlo, con frecuencia tienen problemas para reconocer las emociones, por lo que es más difícil trabajar con ellos desde un punto psicológico.

Lo peor, de acuerdo a la experta, es que las personas con depresión sonriente tienen la capacidad de seguir realizando sus actividades normales, pero puede ser contraproducente. “La fuerza que tienen para continuar con su vida diaria puede hacer que sean especialmente vulnerables para llevar a cabo planes de suicidio”, alerta la experta Remes.

Esta podría ser la principal diferencia con otros tipos de depresión, ya que en esos casos, las personas pueden tener ideas suicidas pero no suficiente energía para actuar en sus intenciones. En caso de sospechar de la enfermedad, es necesario tomar medicación, psicoterapia con terapia conversacional y hacer cambios en el estilo de vida.

Hacer ejercicio de forma regular puede ayudar, así como practicar todos los días la meditación.

Recuerda que la salud emocional es muy importante y que buscar ayuda a tiempo es la clave para tener una vida feliz. Expresa tus emociones y no dudes en hablar con alguien de confianza cuando lo necesites.