RUSIA 2018

Rusia 2018: ¿La clave de Croacia? El amor

El croata Igor Tudor, ex futbolista de Juventus y ex DT de Udinese, destacó la 'proeza histórica' de la selección
viernes, 13 de julio de 2018 · 08:43

(ANSA) - El croata Igor Tudor, ex futbolista de Juventus y ex DT de Udinese, destacó la "proeza histórica" de la selección de su país, que el domingo definirá en Moscú con Francia el Mundial de Rusia 2018.

"¿Quién esperaba que en un mundo en el que todos juegan al fútbol que la pequeña Croacia con 4 millones de habitantes podría llegar a la final de un Mundial?", reconoció Tudor en diálogo con la radioemisora italiana Capital.

El ex defensor integró la selección croata que ocupó el tercer puesto en el Mundial de 1998 que Francia ganó como local tras golear por 3-0 a Brasil en la final a la que accedió luego de superar a los balcánicos por 2-1 en la instancia previa.

"Respecto a entonces todo es diferente, el fútbol cambió mucho, y en esa época la guerra apenas había finalizado", evocó Tudor, que en Italia también jugó para Siena. "Se pueden hacer comparaciones, hoy como entonces hay muchos campeones, y hay gran amor por la patria, una conexión mental que otras naciones, con todo respeto, no tienen", argumentó. "Basta ver a jugadores como (Ivan) Rakitic, (Luka) Modric, (Mario) Mandzukic: ganaron todo, pero cuando van a la selección croata dan el máximo", subrayó.

Por otra parte, Tudor desestimó que Francia llegue a la final con ventaja en lo físico luego que Croacia jugó tiempo suplementario para lograr sus respectivos boletos en octavos, cuartos y semifinales ante Dinamarca, Rusia e Inglaterra. "No creo. Basta ver cómo se comportó Croacia contra Inglaterra: venía de dos partidos terminados en tiempo suplementarios, se esperaba que corrieran menos pero corrieron más", destacó Tudor sobre el duelo ante Inglaterra.

"En la final se juega para ser el mejor del mundo, el cansancio pasa a un segundo plano. Francia es favorito en la previa, y esto puede incidir para reducir la presión de Croacia", advirtió.

Por último, Tudor estimó que la final "no será linda para ver, como casi todas las finales de la Copa del Mundo" y consideró que "se definirá con un detalle". "Con un balón detenido, o tal vez con un remate de media distancia. Igualmente, confío que Croacia ganará 2-1. Llegamos a Roma y ahora queremos ver al Papa", graficó Tudor.