Tailandia

Tragedia al incendiarse un boliche

Fue en una discoteca de Bangkok. Se cree que el fuego comenzó por el uso de pirotecnia dentro del local. Los muertos llegan a 60, y hay otros 200 heridos.
viernes, 02 de enero de 2009 · 14:29
Al menos 60 personas murieron y más de 200 resultaron heridas en un incendio en una discoteca de Bangkok, mientras miles de personas celebraban el año nuevo. Entre las víctimas fatales figuraban cerca de una decena de extranjeros, entre ellos turistas de Australia, Holanda, Japón, y Singapur.

El incendio ocurrió en el local "Club Santika", en la calle nueve del distrito de Ekamai, una zona en la que abundan los locales de diversión. Al parecer, las primeras llamas surgieron en el edificio de tres plantas una vez pasada la medianoche.

Varios testigos relataron que cuando los clientes se percataron del fuego cundió el pánico y, al tratar de huir, se formó un tumulto en la puerta principal debido a su pequeña dimensión.

"Vi como algunos se arrojaron al vacío desde la segunda planta y eran recogidos del suelo por los miembros de los servicios de rescate. Las llamas salían por las ventanas, y después parte del edificio se desplomó", le dijo a la agencia de noticias EFE Andrew Davidson, un vecino del barrio.

Los hospitales tailandeses recibieron víctimas con problemas respiratorios provocados por la inhalación de humo y los cortes que sufrieron al tratar de escapar de las llamas. El jefe del Instituto Anatómico Forense de la Policía, Danai Thorawongthai, señaló que en el tanatorio se habían recibido desde varios hospitales, un total de 32 cadáveres para identificar.

La discoteca, según miembros del servicio contra incendios, además de la pequeña puerta principal disponía de otras dos que no estaban debidamente señalizadas y eran conocidas sólo por el personal del establecimiento.

El teniente coronel Wotanan Wongsanga, segundo jefe de la comisaría local de la Policía, señaló que se desconoce con certeza la causa del incendio, aunque las primeras investigaciones apuntan a que fue debido a la explosión de una traca de petardos activada por algún cliente dentro del establecimiento. Los bomberos consiguieron extinguir las llamas unas dos horas después de que llegaran a la disco.

El subdirector de la Policía metropolitana, general Viboon Bangthamai, declaró a la prensa que por quemaduras y asfixia, unas 53 personas murieron en el interior y el resto luego de ser trasladadas al hospital.

Valorar noticia