OTRO GESTO

La invitación del año: ¿El papa Francisco a Corea del Norte?

El presidente norcoreano entregará una invitación al Vaticano para el Sumo Pontífice
miércoles, 10 de octubre de 2018 · 06:35

(ANSA) - El líder norcoreano Kim Jong-un, tras la "operación deshielo" con el presidente estadounidense Donald Trump, invitará al papa Francisco a Pyongyang. La invitación será cursada en el Vaticano por el presidente surcoreano Moon Jae-in, directamente al Pontífice, en la audiencia de la próxima semana.

Lo anunció el vocero presidencial de Moon, Kim Eui-kyeom, en diálogo con la prensa sobre la inminente gira del mandatario por Europa, del 13 al 21 de octubre, que lo llevará a visitar Italia y El Vaticano. El portavoz agregó que el líder norcoreano estaba dispuesto a darle una "cálida bienvenida" a Jorge Bergoglio.

Por lo tanto, el 18 de octubre marcará otro momento importante de un año histórico, que inició con el riesgo de una guerra atómica y devino luego una ocasión extraordinaria, un punto de inflexión para la cuestión norcoreana. "Primero debemos esperar a que llegue la invitación, todavía de llegar", sostuvo el director de la sala de Prensa vaticana, Greg Burke, consultado acerca de si el Papa aceptará la iniciativa.

Según el portavoz de Moon, éste entregará "el mensaje" al Papa, a quien luego le pedirá "la bendición y el apoyo para la paz y la estabilidad en la península coreana". La estrategia de Kim está relacionada a los canales de comunicación jamás cerrados entre las partes y a la participación siempre activa de la Iglesia Católica de Seúl, "aún en los momentos más difíciles y de máxima tensión". No es casualidad que estuviera Hyginus Kim Hee-Joong, presidente de la Conferencia Coreana de Obispos, en la cena de honor del mes pasado en Pyongyang junto a la delegación surcoreana que acompañó a Moon, en el tercer encuentro del año entre ambos líderes de la península. En esa oportunidad, Moon presentó el prelado al "supremo comandante" quien, según información a la que pudo acceder ANSA, le refirió un mensaje del Papa dirigido "a la paz y a la prosperidad del pueblo coreano".

El prelado y Kim tuvieron luego oportunidad de conversar durante la visita realizada al Monte Paektu el 20 de septiembre pasado, último día de la misión. De regreso del viaje, el arzobispo relató que cuando le dijo a Kim que informaría al Vaticano que ambas Coreas se dirigían hacia la reconciliación y la paz, éste último respondió con una reverencia cortés expresando su apoyo y agregó: "Sí, por favor".

"Si el papa Francisco va a Pyongyang será realmente un milagro. Pero todo es posible para Dios", comentó el obispo Lazzaro You Heung-sik, a cargo de la diócesis de Daejeon y de la Comisión para la Sociedad en la Conferencia Episcopal Coreana, en diálogo con la agencia Fides.

"Estamos en una nueva era, en la cual el proceso de acercamiento y reconciliación entre Corea del Norte y del Sur avanza a grandes pasos, gracias a Dios", agregó. La península coreana fue citada este año nueve veces por el pontífice.

Moon, tercer presidente católico de Corea del Sur, logró luego el "milagro" de reactivar el diálogo con el Norte y ayudó a que se concrete la histórica reunión en Singapur entre Kim y Trump. En el distrito de Sonkyo, en Pyongyang, en la iglesia católica de Jangchan dedicada a María, hace dos años, muchos fieles vestidos al estilo Mao y que llevaban un prendedor con la imagen de Kim Il-sung (abuelo de Kim Jong-un), le habían expresado a ANSA, reivindicando la libertad de culto, la esperanza de una visita de Francisco, cuya fotografía estaba colgada en la sacristía.